Quizá hayas escuchado alguna vez la expresión “una manzana al día mantiene al médico alejado” (en inglés originario: an apple a day, keeps the doctor away). Más allá de la simpática rima de esta frase en inglés hay algo cierto acerca de las bondades de las manzanas!

Si bien ninguna fruta o alimento en general tiene propiedades mágicas, es cierto que algunos de ellos, como en el caso de las manzanas, pueden ser positivas para la salud en general. Son las que llamamos “súper alimentos” o superfoods en inglés. Estos alimentos en general tienen muchas vitaminas o proteínas, suelen ser bajas en calorías y fáciles de digerir. Veamos en especial el caso de las manzanas!

-Las manzanas tienen un 5% de proteína y estás llenas de fibra soluble que es indispensable para reducir trastornos intestinales desde divertículos hasta algunos tipos de cáncer.

La fibra de la manzana regulariza el intestino ya sea que tengas estreñimiento o diarrea. Por eso también ayuda a desinflamar el intestino en el caso de aquellos que padecen del síndrome de colon irritable y a aliviar y prevenir el desarrollo de hemorroides.

-Las manzanas sacian la sed y el hambre y tienen muy pocas calorías (entre 50 y 80 dependiendo el tamaño). Además no tienen grasa ni sodio! Algunos estudios demuestran que incluir manzanas en la dieta pueden ayudar a bajar de peso. Son un snack saludable para comer entre comidas e ideales para niños y adultos.

-Esta fruta que posee muchísimas variedades, son ricas en vitamina C y A. Estas vitaminas se encuentran en la piel de manzana, por eso es bueno comerlas con la cáscara. Mi nutricionista me recomendó años atrás consumir fruta diariamente y una de ellas al menos con cáscara. Esto es debido a que la mayoría de las propiedades positivas de las frutas se encuentran en su piel ya sea fibra, proteína o vitaminas! Trata de comprar fruta orgánica y si no puedes lávala muy bien antes de ingerirla. Doy este consejo debido a que muchas frutas son rociadas con pesticidas y otros químicos que son nocivos para la salud.

– Además contienen fósforo, hierro y calcio en pequeñas porciones. También son ricas en potasio que puede promover la salud del corazón. El compuesto fenólico que se encuentra en la cáscara de la manzana también evita que el colesterol se solidifique en las paredes arteriales. Cuando se acumula placa en las arterias, reduce el flujo de sangre al corazón, lo que lleva a la enfermedad arterial coronaria. De esto se desprende además que las manzanas ayudan a reducir el colesterol negativo en la sangre. La pectina de manzana ayuda a reducir los niveles de colesterol mediante la reducción de la secreción de insulina. Y tiene relación con la producción de cálculos biliares! Un peso saludable se relaciona con niveles bajos de colesterol y esto puede prevenir el desrrollo de cálculos!

-Las manzanas son una de las frutas que limpian los dientes. No  reemplazan a la higiene dental pero estimulan la producción de saliva que reduce la producción de bacterias causantes de las caries y otras enfermedades bucales!

-Además pueden ser buenas a nivel neurológico! Sí, no existen aún estudios concluyentes en humanos, pero en algunos estudio realizados en ratones, se comprobó que el jugo de manzana lucha contra los efectos del envejecimiento en el cerebro. Debido a los antioxidantes de esta fruta, y al poder de los radicales libres, los científicos han relacionado a las manzanas como una posible fuente de prevención de enfermedades tales como el Alzheimer y el Parkinson.

Una manzana al día puede ayudar a mantener tu memoria aguda. La quercetina, un antioxidante que se encuentra principalmente en la piel, ha demostrado ser más eficaz que la vitamina C en la protección de las células cerebrales del daño oxidativo.

-Las mujeres que consumen al menos una manzana al día poseen un  28% menos de probabilidades de desarrollar diabetes del tipo 2 que aquellas que no las consumen. Las manzanas están cargados de fibra soluble, como dije anteriormente, fundamental para embotar los cambios de azúcar en la sangre.

Ayuda así a  controlar los niveles de insulina por la liberación de azúcar lentamente en el torrente sanguíneo.

-La quercetina presente en las manzanas, puede ayudar a impulsar y fortalecer el sistema inmunológico, especialmente cuando hay estrés de por medio!

-Limpia y desintoxica el hígado y el organismo en general, lo que ayuda a eliminar metales pesados, como el plomo y el mercurio que pueden contener algunos alimentos.

-Según la medicina china, las  manzanas fortalecen el corazón, calman la sed, lubrican los pulmones, disminuyen la  mucosa y aumentan los fluidos corporales. Por eso también son consideradas como positivas frente a enfermedades respiratorias.

-También se relaciona a las manzanas como agentes preventivos de la formación de cálculos renales y de enfermedades de la piel.

Con tantos elogios hacia las manzanas, vale la pena hacer la prueba! Además son ricas, existen muchísimas recetas para hacer con ellas desde bebidas, postres, salsas hasta ensaladas!

Probaste con una manzana?