¿Has tenido un dolor de cabeza insoportable? ¿Se repitió el episodio varias veces en el mes? Si es así, posiblemente estés sufriendo migrañas. La migraña, también llamada hemicránea o jaqueca, es una enfermedad que tiene como síntoma principal el dolor de cabeza frecuentemente muy intenso. Esta afección frecuente, de base genética afecta a entre el 12% y el 16% de la población general, siendo más común en las mujeres.

No todos los dolores de cabeza son migrañas. La migraña presenta un dolor de cabeza distintivo que se caracteriza por ser pulsátil e intenso y habitualmente afecta a un lado de la cabeza, aunque puede afectar a ambos. Este malestar surge repentinamente y puede estar relacionado con otros síntomas de tipo visual, gastrointestinal o neurológico variadas que se llaman aura, en este último caso, y consisten en una sensación de hormigueo en labio, lengua y la mitad de la cara.

El aura ocurre en ambos ojos y puede involucrar:

  • Un punto de ceguera temporal
  • Visión borrosa
  • Dolor ocular
  • Ver estrellas o líneas en zig zag
  • Visión de un túnel
  • Otros síntomas pueden ser bostezar en exceso y dificultad para concentrarse.

Se debe distinguir la auténtica migraña de otros tipos de cefaleas o dolores de cabeza, tales como la cefalea tensional, (más común), la cefalea en racimos y las cefaleas secundarias que pueden tener diversos orígenes en relación a otras enfermedades como gripe, meningitis o tumores cerebrales. A veces el dolor va acompañado de sensibilidad a la luz (fotofobia), náuseas, vómitos y empeora con la actividad física.

El 80% de las personas que padecen de migraña, tienen un primer episodio antes de los 30 años. La enfermedad cursa con ataques de mucho dolor entre largos periodos sin síntomas. La frecuencia de las crisis es variable y suelen darse entre 1 a 4 episodios al mes que tienen una duración de 4 a 72 horas.

Aunque su causa es desconocida con certeza, el dolor que genera la migraña se debe a una dilatación de las arterias situadas en el cráneo. La mayoría de los expertos médicos cree que el ataque comienza en el cerebro e involucra vías nerviosas y químicos. Los cambios afectan el flujo sanguíneo en el cerebro y tejidos circundantes.

Algunos de los motivos que pueden originar la jaqueca son:

  • Consumir alcohol en exceso (el vino tinto)
  • Abstinencia de cafeína
  • Saltear comidas
  • Cambios en los niveles hormonales en la mujer (ciclo menstrual y píldoras)
  • Cambios en los patrones del sueño
  • Ruidos fuertes, luces brillantes u olores intensos
  • Fumar
  • Estrés

Algunos alimentos y bebidas pueden desencadenar ataques de migraña. Por ejemplo las comidas con glutamato monosódico MSG; productos que contienen tiramina; o las carnes en conserva con nitratos.

Ante la duda o algún síntoma o malestar extraño o persistente debes, como siempre, acudir al médico. En general, puede diagnosticarte haciéndote algunas preguntas sencillas sobre los síntomas que están teniendo y algunos antecedentes familiares. También quizá debas hacer algunos exámenes físicos si es que el doctor los requiere.

Debes llamar sí o sí al médico si:

-Si sientes que estás teniendo el peor dolor de cabeza de tu vida,

-Si te cuesta mantener el equilibrio, tienes la visión borrosa y te cuesta hablar correctamente, sobre todo si en episodios anteriores de jaqueca no has presentado estos síntomas.

Lamentablemente, no existe una cura específica para las migrañas. Lo único que puede hacerse es atacar los síntomas y prevenir los desencadenantes de las mismas. Para esto último, es importante llevar un diario con síntomas, duración de la migraña y los posibles desencadenantes, es decir, situaciones, comidas, acciones que hayan podido llevar a la jaqueca. Esto es importante para ayudar al médico a detectar qué causa el malestar.

También debes tener siempre en cuenta que sólo debes tomar los medicamentos prescritos por el médico. No utilices dosis más altas de las recomendadas ni dejes de tomarlos sin consultar previamente con el médico.

Espero que esta información te haya sido útil!

Hasta la próxima!