entrevistas con abogados

A la hora de contratar un abogado la comunicación entre ambos dos no debe fallar. La buena comunicación con el profesional nos permite que todo siga su rumbo y que los malos entendidos y confusiones queden a un lado.

Los abogados suelen seguir las entrevistas por otros medios, es decir más allá de que exista la entrevista cara a cara ellos van a buscar la forma de siempre estar en contacto con uno mismo, por correo electrónico, llamadas, entre otros. Aunque todos estemos de acuerdo que la primer consulta o entrevista debe realizarse cara a cara, para conocer verdaderamente al otro, los gestos, darnos cuenta las situaciones  incómodas y conocer la realidad del caso.

Las entrevistas con el abogado disminuyen tensiones, muchas veces somos nosotros mismos los culpables de causarnos estrés por lo que escuchamos, el mal asesoramiento de amigos o gente no informada en el caso nuestro, es por eso que siempre hablar con tu abogado te dejará más tranquilo.

Para asesorarnos de forma correcta es conveniente realizar una serie de preguntas que simplificará los pasos, muchas de las preguntas comunes son:

  • ¿Ha finalizado con éxito casos como el mio en particular?
  • ¿Tomarás consultas por tí mismo o me consultarás previo a cada paso?
  • ¿Debo pagar por adelantado?
  • ¿Qué probabilidades hay de ganar el caso?
  • ¿Cúal es la política de la empresa de abogados?
  • ¿Cuánto tiempo demorará el proceso?
  • ¿Debemos ir a juicio obligatoriamente?

Esas preguntas son las que la mayoría de personas piensa y sin embargo no las esclarece por miedo al ridículo, a fin de cuentas tu serás el que page por el servicio de tu abogado por consiguiente tienes derecho a realizarlas.

Encuentra tu abogado de inmigración.

Evita el miedo y la ansiedad en entrevistas con abogados, lo único que lograrás es estar más confundida y sin entender nada, por eso mismo la confianza es todo.

Encuentra tu abogado laboral.

El mismo abogado también nos hará preguntas sobre el caso, investigando la situación lo más profundo posible, también estarán presentes preguntas más generales como otras más específicas que uno debe estar abierto a contestarlas sin problema alguno. Cuanta más información tengas mejor será la solución del caso así como la relación cliente-abogado.