No todo el mundo es feliz cuando termina el horario de verano, algunos disfrutan que el so se levanta temprano, pero la mayoría de nosotros no nos gusta que el sol se baje temprano. Pero para los que sufren de trastorno afectivo estacional (SAD), este cambio de horario puede provocar una depresión severa. Según un artículo publicado por el Instituto Nacional de Salud, las formas leves de esta condicion afecta un 20% de la población del los Estados Unidos. SAD tiende a desarrollarse en la adolescencia y afecta a más a las mujeres que a los hombres. Las personas que viven en zonas con largas noches de invierno también son más propensas a desarrollar SAD.

SAD tiene varias síntomas, aumento del apetito y/o aumento de peso es lo más común. Otros incluyen el aumento del sueño, cansiancio durante el día, menos energía, pérdida de interés, el movimiento de letargo, irritabilidad y aislamiento social.

Desafortunadamente no existe una prueba para el SAD, un médico le hará una serie de preguntas y realizar otros exámenes médicos, sólo para descartar otras causas. Hay opciones de tratamiento y otras medidas que se pueden tomar para aliviar las síntomas. Dar un paseo durante el día sirve de ayuda, también hay medicamentos diseñados para la depresión que funcionan muy bien contra el SAD. Su medico también podria recomandar una opción de tratamiento llamado ‘terapia de luz ‘, se trata de una luz fluorescente muy brillante diseñado para imitar la luz del sol natural. Esta luz se pone a pocos metros de la persona y sólo se utiliza por unos 30 minutos al día. Este tratamiento ha demostrado ser muy útil durante los meses en que el horario es mínimo.

Si usted siente que esta más triste de lo normal en esta época del año, hay una pequeña posibilidad de que podría ser SAD, así que por favor consulte con su médico para estar seguro.