¿Estás buscando un departamento o una casa para alquilar? Si bien lo ideal es siempre invertir en una casa propia, muchas veces no debemos conformarnos con alquilar ya sea porque no contamos con el dinero o no podemos acceder a un crédito. Otras veces, cuando se tienen trabajos temporales en distintas ciudades o se está estudiando también conviene alquilar y cuando se terminar la tarea, mudarse para otro lugar en busca de nuevas oportunidades.

Antes de alquilar una propiedad debemos tener en cuenta distintos aspectos que no sólo tienen que ver con la ubicación o la cantidad de cuartos que precisamos. La elección de un buen lugar es, claramente, el primer paso, y valoras cosas diferentes a la compra ya que te comprometes sólo por unos meses o por uno o dos años pero no más. Primero debes pensar en dos factores: la ubicación, si quieres estar cerca de tu trabajo, estudio o familia y el precio. A veces consigues ambos pero si no, debes pensar cuál pesa más que el otro.

Hoy te voy a dar unos mínimos consejos para puedas elegir un apartamento para alquilar más fácilmente.

1- Analiza cuánto puedes pagar

Acuérdate primero que debes pagarlo cada mes. Entonces, se realista! Elabora un presupuesto, anota tus gastos y ve en qué va tu dinero cada mes.

Si tienes un trabajo nuevo piensa: qué gastos tendrás? Debes comprar muebles? Necesitas otras cosas para tu hogar? Qué otros gastos afrontas mensualmente? (salud, educación, comida, ropa, ahorros…)

En general, se recomienda a la mayoría de la gente que invierta más del 30 por ciento de sus ingresos en gastos de vivienda. Te resulta posible? Debes tener en cuenta además los servicios públicos y aquellos que pueden estar incluidos en el alquiler de tu condominio o departamento y aquellos que debes pagar aparte, desde los servicios básicos: electricidad, gas, agua, residuos…hasta internet, cable o telefonía. Incluso debes pensar si deberás incurrir en gastos extras como lavandería o estacionamiento si no estuviera incluido en el departamento.

2- Historial de crédito

Si tienes bajo historial de crédito es posible que te hagan pagar algún depósito de seguridad que pasado cierto tiempo te devuelven si todo va bien y pagas al día tu renta. También puedes ver tu historial de crédito para asegurarte que está todo bien. Un historial de pagos atrasados y bajo puntaje de FICO puede asustar a un propietario y negarte el apartamento.

3- Qué es lo que buscas?

Buscar una casa o apartamento no debe ser como esas veces que buscas una remera en una tienda y vuelves a casa con un pantalón. No te distraigas! Hay muchas oportunidades afuera, debes concentrarte en lo que realmente buscas y precisas o deseas. No dejes que te deslumbren las amenities o la decoración del lugar! No termines alquilando un lugar caro porque tiene lindas molduras pero no te entra una cama en el cuarto principal!

  

4- Reconoce la zona

A veces parece que el lugar queda cerca de tus actividades, pero no. Si no tienes movilidad propia, asegúrate que hayan medios de transporte públicos cerca y que te lleven a tu trabajo, estudio, la escuela para tus niños, etc. Aún con auto o bicicleta, ten en cuenta que hayan medios de transporte cerca.

Piensa en tus actividades y horarios diarios y de fin de semana y compara con la vida en la zona donde planeas mudarte. Hacer una lista de pros-contras te permitirá decidir más rápido.

Chequea por la noche y fines de semana cómo es el barrio. Si es seguro, si te sientes a gusto, si te gusta salir a comer y hay lugares agradables abiertos. Investiga un poco también el tipo de delitos que ocurren en la zona si hay alguno para saber si precisas una cochera para tu auto o seguridad en el departamento si hay muchos robos.

5- Conoce tus derechos

Antes de comenzar tu búsqueda, ponte al tanto sobre las leyes locales y estatales en materia de derechos de los inquilinos. El Departamento Federal de Vivienda y Desarrollo Urbano tiene un montón de información útil en su sitio.

6- Contrato de Alquiler

Lee el contrato atentamente y no firmes si tienes alguna duda. Asesórate con un abogado si te obligan a pagar más de lo pautado o por cosas que no están determinadas en el mismo. En muchos casos, se requiere que el inquilino para pagar la renta del primer y último mes, más un depósito de seguridad, a menudo igual a un mes de alquiler. El contrato de arrendamiento debe indicar que no van a ser acusados por el desgaste normal, y lo ideal, proporcionará algunos detalles en cuanto a lo que esto conlleva.

Normalmente, el inquilino tiene derecho a permanecer hasta que el alquiler expire incluso si la propiedad se vende. Muchos contratos permiten al inquilino dar de baja el contrato, con un aviso de un mes o dos. Algunos contratos permiten subarrendamiento, la mayoría no.

Si se rompe el contrato, el propietario mantendrá su depósito de seguridad y así puede demandarte por los meses restantes de alquiler. Esto también podría estropear tu historial de crédito y afectar tu puntaje de crédito.

Sin embargo, el propietario puede acordar la terminación del contrato de arrendamiento antes de tiempo si no causa una pérdida financiera.

Si tienes dudas, siempre puedes consultar a un abogado o a un asesor inmobiliario. Ojalá estos consejos sean de ayuda y encuentres la propiedad que estás buscando!