image00 (2)

Te invitamos a que leas este artículo para conocer los consejos sencillos que tenemos para ti, para no dejar de lado tu cabello y que luzca irresistible las 24 horas del día, sin caída, más fuerte y sedoso. Recuerda que tanto tu cabello como tu cara, son tu carta de presentación frente a los demás y ninguna mujer latina quiere lucir desalineada, este artículo va dedicado a las más coquetas.

  • Realizar baños de crema una vez a la semana. Por más que no lo notemos nuestro cabello está expuesto a constantes cambios y climas diferentes, el desgaste del baño, cepillados  y secados, por eso mantenerlo bien humectado lo hará lucir brilloso y bajo control.

  • Evitar usar secador de pelo, ya que aumentan el riesgo de dañar el cabello por las altas temperaturas.  Lo resecan y le quitan brillo aumentando su opacidad.

  • No recogerse tanto el pelo, es mejor usarlo suelto y con caída natural. Los sujetadores de pelo son aquellos encargados de quebrar cada pelo y estropear poco a poco tu cabellera.

  • Usar productos con protección UV, tanto tinturas como alisados, cremas hidratantes, shampoo y acondicionador. Eso nutrirá tu pelo desde el interior del a raíz hacia el exterior, protegiéndolo y haciéndolo más fuerte.

  • Lavar tu cabello con agua tibia, eso evitará que se exponga a altas temperaturas.

  • Ingerir multivitamínicos suele ser una buena opción para gente con problemas de crecimiento de cabello y uñas.

  • Cambiar el shampoo cada 3 meses, no debemos dejar que se acostumbre porque sino este no hará más efecto entonces al cambiar vas rotando de tratamiento complementando uno con otro.

  • Utilizar el acondicionador en las puntas y no en la raíz, como consecuencia tu pelo lucirá grasoso.

  • Aliméntate con alimentos ricos en proteínas. Tu cabello crecerá más fuerte.

  • Colocar protectores  humectantes antes y después de ir a la playa. El sol y la sal del mar resecan tu pelo y lo irán destruyendo poco a poco si no recurres algún tratamiento.

No solo hay que prestarle atención  a nuestro cabello en primavera-verano, recuerda que todo el año es momento para cuidarlo y nutrirlo. Un buen trabajo gradualmente a lo largo del año funciona mejor que un tratamiento intensivo y de corto plazo.