image00

Un contador es aquel profesional capaz de gestionar, interpretar y aplicar la contabilidad de una empresa, organización o persona. Tiene, como finalidad principal, generar informes suficientemente completos para la toma de decisiones desde el punto financiero de la entidad contratante.

Aunque pueden variar según su especialidad o área a la que se dediquen, todas radican en funciones de igual significado, algo difícil de hacer para las personas que se nos explotaría la cabeza con esta profesión. Nombremos estas funciones generales:

  • Gestionar los registros de la situación financiera, análisis de patrimonio y medirlas.

  • Registrar, dependiendo de la normativa aplicable de las leyes, los movimientos y operaciones económicas de quien lo contrata.

  • Publicar resultados para informes a los inversores, accionistas, entidades públicas, proveedores (en muchos casos) y todas las personas involucradas con la empresa u organización.

  • Tareas de auditorías como: liquidación de siniestros, cálculos actualizados, tareas periciales, entre otras.

  • Liquidación de impuestos.

  • Monitorización de los informes y los avances financieros sobre los mismos.

  • Cálculos de impuestos y contribuciones para el país o estado perteneciente.

  • Documentación y diseño de informes gerenciales y comerciales.

  • Detectar áreas críticas de la situación económica de una empresa o entidad.

  • Asesoramiento de aspectos fiscales, planes económicos, planes financieros, presupuestos ligados a las leyes, créditos, entre otros.

  • Evaluaciones periódicas de avances y retrasos sobre los registros generados.

  • Banco de información básica para los participantes directivos de quien contrata.

  • Codificación de activos y pasivos de la empresa, ingresos y egresos.

  • Verificación de facturas recibidas, estas deben de contener los datos fiscales de la empresa y cumplimiento de las normativas locales.

Como verás no es para cualquiera esta clase de camino académico, por decirlo así. Tampoco es recomendable NO contar con un contador (valga la redundancia) que cumpla con todos los reglamentos estatales requeridos para la operativa legalmente reconocida. En todo el mundo, es una profesión que tiene y tendrá (a pesar de los avances de la tecnología) lugar en el mundo laboral y empresarial.

Si, gracias a este artículo, te ha servido de información sea cuál sea tu caso, no dudes en compartir esta información. Contaremos con tu participación!