Muchos de los empresarios y comerciantes se hacen la pregunta de verdaderamente quién es el que tiene derecho a contratar a un contador, lo que trae como respuesta: cualquiera que se vea envuelto en una necesidad de cubrir los gastos financieros de su propia empresa. Es una cuestión legal también contar con la ayuda y respaldo de un contador, para así llevar adelante la parte de los ‘números’ en un comercio ya sea pequeño, mediano o grande.

Hay diversas formas que un contador puede ayudar a tu empresa:

  • Ayudar a organizar sistemas de contabilidad.
  • Asistencia en la elección de préstamos o créditos en efectivo para beneficiar tu empresa.
  • Desarrolla presupuestos e informes mensuales, que llevan un control organizativo en una empresa.
  • Investiga el mercado para que tu negocio funcione con más eficiencia.
  • Analiza los productos y niveles que equilibran una empresa.
  • Preparar resúmenes de cuentas financieras en general para llevar adelante un proyecto en la empresa o para hacer algún estudio de mercado.

La presencia de tener un contador dentro de una empresa puede ser fundamental para el correcto funcionamiento. Ellos son los encargados de todos los trámites, la documentación, las obligaciones, y cualquier registro que se tenga que hacer.

La ventaja de tener un contador  dentro de una empresa:

  • Estar seguro de que toda la parte financiera está en correcto funcionamiento.
  • Descubrimiento de futuros problemas de inversión.
  • Es importante que el contador se dedique a tareas que tú no tienes porqué intervenir, lo que puedes usar ese tiempo para otro tipo de enfoques.
  • Reducir el pago de impuestos dependiendo de tu actividad laboral.

Dependiendo del tamaño de tu empresa, tu contador sabrá ayudarte y tomar el camino correcto para dónde dirigirse, si no sabes donde puedes encontrar tu contador de confianza puedes dirigirte aquí para más información en donde encontrar un contador que más se adecue a tus necesidades.