Cómo siempre he dicho, no hay mejor raza de perro que la que uno adopta! Hay muchas mascotas para adoptar que precisan un buen hogar donde les den cariño y en general, los animales de adopción suelen tener muy buen carácter y se comportan agradecidos con los dueños. Además no requieren gasto extra más de aquellos del cuidado y alimentación requeridos por el animal.

Más allá de la adopción o compra de un perro, existen razas para todos los gustos! Es cierto que mucha gente prefiere comprar un perro de raza para asegurarse de las características y los antecedentes familiares del mismo. Y también es verdad que amamos algunas razas caninas más que a otras!

Hoy vamos a conocer un poco más acerca de algunas razas de perro latinoamericanas! Quizá tienes o has tenido alguno de estos perros, sino, espero sorprenderte con estos datos!

 

El Chihuahua

El Chihuahua o Chihuahueño proviene del estado de México homónimo en dónde este animalito vivía en forma salvaje. Son perros de poco tamaño (los más pequeños del mundo) y peso (no llegan a las 6 libras!) y tienen formas y colores variados desde el blanco al negro y distintos tonos de marrón. En general tienen de 2 a 5 cachorros y pueden vivir entre 12 a 20 años! Son ideales para aquellos que tienen poco espacio. Cabe destacar que no son hipoalergénicos!

El chihuahua necesita de un amo fuerte que lo controle, ya que puede ser de mal temperamento no siendo adecuado para hogares con niños pequeños. Son muy leales a sus dueños y protectores! No siempre convive bien con otras razas y no son perros tranquilos. Además les encantan las guaridas y suelen meterse en placares y cestas de ropa!

Suelen tener problemas dentales y en algunos casos, afecciones neurológicas de tipo genético.

Muchos Chihuahuas tienen molleras, o debilidad en sus cráneos, y son la única raza de perro que se nace con un cráneo incompleto. Este no es un defecto; es una adaptación normal de facilitar el paso a través del canal del parto.

También pueden sufrir de problemas oculares como todo perro de ojos saltones. Estos animalitos son frágiles y requieren de mucho cuidado sobre todo con la alimentación y durante su vejez.

El Dogo Argentino

El Dogo Argentino es un perro de tamaño grande, pelaje blanco y estructura musculosa originario de la provincia de Córdoba en Argentina. Su criador originario, Antonio Nores Martínez, desarrolló esta raza con motivos de caza. El dogo tiene mala fama en relación con los niños pero, si son educados a temprana edad con pequeños, se adaptan correctamente. Es un perro ágil, fuerte, valiente y protector que suele utilizarse para trabajos policíacos, Fue criado por primera vez en 1928, como perro de pelea junto con una amplia gama de otras razas.

Los problemas de salud comunes son la displasia de cadera como varios perros grandes, y la sordera.

Se llevan muy bien con otros animales tanto rurales como domésticos. El Dogo tiene una esperanza de vida de 9 a 12 años. El Dogo argentino es un perro amigable y humilde.

Fila Brasileño

Esta raza desciende de los perros que llevaron los españoles y los portugueses a la zona de Brasil en la época del descubrimiento. Procede del Mastiff, el Bulldog y el Bloodhound.

La Fila o mastín es una gran raza conocida por su gran capacidad de seguimiento, agresividad y temperamento implacable. Debido a estas cualidades, se utiliza como perro de guardia, como pastor para el ganado y como perro de caza para el seguimiento y control de grandes presas. Debido a su tamaño, el temperamento y el potencial de la agresión, el mastín brasileño ha sido prohibido en muchos países.

A pesar de una amplia socialización, el fila brasileño es por instinto protector con su dueño, familia y otras mascotas. No debe dejarse solo con extraños y es posible mejorar el aspecto social acostumbrándolo a otra gente desde pequeño. La esperanza de vida de este perro va de los 9 a 11 años de edad. Como todo perro grande, son propensos a la displasia de cadera y codo y a problemas de torsión gástrica. Es un perro de gran tamaño que precisa espacio y ejercicio diario!

Bichón Habanero

 

El Bichón Habanero, es el perro nacional de Cuba, desarrollado a partir del ahora extinto “Blanquito de la Habana”.

El Bichón Habanero es de tamaño pequeño con la cola sobre la espalda y las orejas que caen y se pliegan. El pelaje es abundante, largo y sedoso y viene en varios colores. Yo conocí esta raza en una exposición canina y son tremendamente alegres y curiosos! Es un animal de compañía, excelente para la familia! Es adaptable y muy sociable por lo que no puede estar mucho tiempo en soledad. Pueden pesar de 10 a 16 libras con lo cual no son tan delicados sino más bien de estructura robusta. Cuando están en movimiento, su fuerte tracción trasera y sus patas superiores ligeramente más cortas, producen un movimiento elástico en lugar de un gran alcance.

El pelaje de esta raza crece muy rápido y sin el cepillado, la piel puede enredarse fácilmente. No pierde pelo y es hipoalergénico!

Al igual que los Chihuahuas, vienen de climas más cálidos con lo cual sufren de frío en invierno.

Son animales fáciles de educar y entrenar y muy inteligentes!

Se utilizan como perros de terapia, asistencia, rastreo, detección de plagas y además participan de varios deportes caninos como agilidad, obediencia, etc.

Por lo general los bichones Havaneros viene entre 14 a 16 años y tienen pocos problemas de salud, en general, coronarios o de vista.

Gran Mastín de Borinquen

Es el único perro originario de Puerto Rico. Se piensa que desciende de los mastines que llevaron los españoles durante la colonia mezclado con perros jíbaros de la isla.

También conocido como el Mastín, Mastín Borincano, Becerrillo de Borinquen y Perro Barsino de Hacienda, es un perro fuerte y de gran tamaño. Fue utilizado para capturar esclavos en fuga.

Es un animal fiel y protector pero no es recomendable para familias con niños ya que tiene instinto agresivo si no está correctamente educado.