Un poco de información para que estés al tanto.

En su discurso, el presidente Barack Obama resaltó el papel crucial de los inmigrantes en los Estados Unidos. Es un país construido por inmigrantes y es un país que da oportunidades para crecer, mejorar. En sus palabras “(…) somos y siempre seremos una nación de inmigrantes. Éramos extraños una vez, también. Y si nuestros antepasados eran extranjeros que cruzaron el Atlántico o el Pacífico o el Río Grande, estamos aquí sólo porque este país les dio la bienvenida y les enseñó que (…) lo que nos hace estadounidenses es nuestro compromiso compartido con un ideal, que todos fuimos creados iguales, y todos nosotros tenemos la oportunidad de hacer de nuestras vidas lo que queramos “.

En las medidas que citó, promete dar la oportunidad a indocumentados a regularizar su situación con la ley pero afirma que no habrá “ningún pase libre” a la ciudadanía. Lo que significa un aplazamiento temporal de la deportación de personas que cumplan con los requisitos que detalló a continuación.

 ¿Para quiénes aplica el nuevo acuerdo?

 Este acuerdo no aplica a cualquier persona que ha venido a este país hace poco, o que pudiera venir a los Estados Unidos de manera ilegal en el futuro.

Por el contrario, as condiciones para dar la oportunidad de regularizar legalmente la situación de residencia y aplazar momentáneamente la deportación, aplica frente a las siguientes condiciones:

-Si cuentas con usted más de 5 años en los Estados Unidos.

-Si tienes niños que son ciudadanos estadounidenses o residentes legales.

-Si te registras para la verificación de antecedentes penales y que estás dispuesto a contribuir con los impuestos.

No otorga tampoco la ciudadanía o el derecho de residencia permanente como tampoco ofrece los mismos beneficios de los ciudadanos.

La reforma migratoria precisa un amplio debate y el análisis de muchas cuestiones que en estas medidas se dejan de lado. Precisamente, estas acciones ejecutivas tienen como objetivo único resolver cuestiones urgentes en el corto plazo. Pero no brinda información específica ni acciones a futuro.

Estas medidas sólo incentivan a aquellas personas que se encuentren ilegalmente en el país a pedir una licencia de residencia temporal si cumplen con los requisitos enunciados anteriormente para evitar la deportación.

 En síntesis, no está claro cuántos de los aproximadamente 5 millones de inmigrantes ilegales estimados podrían ser elegibles para recibir ayuda bajo las directrices enunciadas por Obama. Tampoco se sabe a ciencia cierta cuántas personas se arriesgarán a enfrentarse con migraciones y aduana dando toda su información personal para saber si pueden aplicar a estos “beneficios”. Es un sistema de buena voluntad al que las personas deben acudir confiando en un resultado favorable.

Mientras tanto, las deportaciones seguirán existiendo y aún más recrudecidas que antes.

Si tienes dudas sobre este tema u otros temas inmigratorios, debes asesorarte con abogados de inmigración o también en centros de información gratuitos para inmigrantes. Puedes buscarlos en nuestro sitio YaSabe.com.

Hasta la próxima!