En el mes de la presión arterial te cuento algunos datos para que te informes, te cuides y puedas prevenirla.

La hipertensión, el término médico para la presión arterial alta, es un factor de riesgo importante de enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares entre los hispanos en los Estados Unidos. Según la Asociación Americana del Corazón, entre los hispanos que experimentaron un accidente cerebrovascular, el 72 por ciento tenía hipertensión arterial, en comparación con 66 por ciento en los blancos no hispanos.

La presión arterial alta tiende a ser hereditaria y es más frecuente en hombres que en mujeres. También la etnia y la edad tienen incidencia, siendo los afro americanos más propensos a la hipertensión y aún más las mujeres afro americanas luego de los 60 años.

 

Qué es la presión arterial?

La presión arterial es la medida de fuerza de la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos. El corazón bombea sangre hacia las arterias que transportan la sangre a todo el organismo. Cuando la presión es alta, el corazón trabaja n exceso para bombear sangre al cuerpo contribuyendo al endurecimiento de las arterias, y desarrollando insuficiencia cardíaca.

La presión arterial se mide en milímetros de mercurio (mm Hg) y tiene dos números: uno superior o sistólica y uno inferior o diastólica. La medición tiene que ver con la combinación de ambos números. Se dice que la presión es normal cuando el número superior es igual o menor a 120 y el inferior está en 80.

La pre – hipertensión posee un rango de 120-139 sobre 80-89 y la presión arterial alta va de 140-159 sobre 90-99 en una primera fase, y 160 y más sobre 100 y más.

Cuáles son las causas?

No se conocen a ciencia cierta cuáles son las causas de la presión arterial alta pero, como decía anteriormente, hay factores de incidencia. Además de la etnia, edad y herencia existen otras condiciones que influyen en la hipertensión y tienen que ver con el estilo de vida:

-Sedentarismo

-Tabaquismo y alcoholismo

-Sobrepeso y obesidad

-Exceso de sodio en la dieta

-Estrés

-Algunas condiciones médicas como la enfermedad renal o problemas con la glándula tiroides.

-Las mujeres embarazadas

Existen dos tipos de hipertensión: esencial y secundaria. Es “esencial” cuando no se puede determinar la causa y ocurre en más del 90% de los casos. Los factores de incidencia son aquellos relacionados con el estilo de vida. Se trata de una hipertensión secundaria cuando deriva de una enfermedad como especifiqué anteriormente.

Los anticonceptivos, especialmente aquellas que contienen estrógenos, y el embarazo pueden aumentar la presión arterial, al igual que los medicamentos que constriñen los vasos sanguíneos.

Si te has tomado la presión y los números exceden el rango normal, debes acudir de inmediato al médico. Es importante hacer un chequeo de la presión ya que no presenta síntomas y en muchos casos se descubre a partir de un infarto, un derrame cerebral o insuficiencia renal.

En general es preciso cambiar el estilo de vida y en algunos casos tomar medicación cuya dosis irá regulando el médico según el caso y la gravedad del mismo.

Será necesario además monitorear la presión diariamente. Esto puedes hacerlo tú mismo en tu casa! Cómo? Debes preguntar al médico cuál es el mejor método o aparato en el mercado que se ajuste a ti.

Antes de tomar su presión arterial, se recomienda evitar la cafeína, cigarrillos, y el ejercicio durante al menos 30 minutos antes de la prueba.

Siéntate cómodo y derecho en una silla con los pies en el suelo. El brazo debe estar apoyado sobre la mesa. Debes tomarla diariamente a la misma hora y debes hacerlo al menos un par de veces. Luego anota estos datos para llevar un diario que le permitirá al médico controlar la enfermedad.

Existen varios dispositivos en el mercado para tomar la presión arterial pero, cómo te decía anteriormente, es preferible conversar con el médico o enfermera sobre el más conveniente para tu caso. Es importante que les pidas también que te expliquen cómo utilizarlo correctamente.

Espero esta información te haya resultado de interés!

Hasta pronto!