Seguramente habrás escuchado o leído en las noticias acerca de varias celebridades que sufren o han sufrido la enfermedad de Lyme. Esta infección se ha reportado en casi todos los estados de este país, aunque la mayoría de los casos se concentran en la costa noreste, en Wisconsin y Minnesota, y en el norte de California. También, se encuentra en Asia, Europa y América del Sur.

La enfermedad de Lyme fue descubierta hace 40 años y se contagia a través de bacterias (Borrelia burgdorferi) transmitidas por una garrapata. Esta garrapata no es la común que se encuentra en los perros, sino que se reproduce en los ciervos, ratones de campo, ardillas, mapaches, zorros y otros animales silvestres. Por eso, este mal es común en las zonas suburbanas. La cantidad de casos y los lugares de infección han ido aumentando con el tiempo, quizá por el crecimiento de las áreas suburbanas.

Pero… ¿qué saber acerca de esta enfermedad?

El contagio se produce por la picadura de esta garrapata en la piel.

El sarpullido que produce se llama “migrans eritema” y en la mayoría de los casos, comienza con una mancha rojiza que se va expandiendo con el tiempo. Puede tener forma circular, triangular u ovalada y ser de tamaño pequeño o totalmente invasivo. A veces posee un centro claro mientras el borde es rojo. En general, la erupción comienza en el lugar de la picadura de la garrapata, pero al ser una infección, se disemina por el cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas?

Al principio, los síntomas se asemejan a los de una gripe que incluye fiebre, dolor muscular, ganglios inflamados, escalofríos, fatiga y dolor en las articulaciones.

Cuando comienza a avanzar la enfermedad de Lyme y no es tratada con antibióticos, un 60% desarrolla artritis momentánea, comenzando en general por las rodillas. Entre el 10% al 20% de los pacientes no tratados va a desarrollar artritis duradera.

Pero también esta enfermedad puede afectar al sistema nervioso cuando pasa muchísimo tiempo de que la infección no es tratada. Algunos síntomas son: meningitis, parálisis temporal facial, entumecimiento, falta de coordinación, y/o debilidad en las extremidades). En casos más leves, pueden presentarse síntomas tales como la falta de memoria, pérdida de la concentración o cambios en los hábitos del sueño, por ejemplo. Estos síntomas suelen durar semanas o meses y pueden repetirse.

Otra complicación menos frecuente (1 de cada 10 pacientes) que puede ocurrir son los problemas coronarios.

Síntomas como un ritmo cardíaco lento irregular, no suelen durar más de unos pocos días o semanas.

La enfermedad de Lyme imita una variedad de enfermedades, lo que la hace difícil de diagnosticar, y su gravedad puede variar de persona a persona. Si tienes una picadura como la que he descripto, consulta cuanto antes con tu médico!

A veces puede ser difícil de detectar ya que cuando pica no duele en general y suele ser pequeña. La mejor forma de detectarla es con una picadura de ojo de buey (rojiza afuera y clara en el centro). Si el médico tiene dudas o desea confirmar, puede correr algunos exámenes de laboratorio que incluye por ejemplo un examen de sangre para ver los anticuerpos contra la bacteria. También puede pedir otros análisis complementarios dependiendo de los síntomas que tengas.

La enfermedad de Lyme es tratable con antibióticos en sus primeras etapas. Y como toda enfermedad, cuanto antes comience a tratarse, más rápida y completa será la recuperación. Cabe destacar que algunos pacientes siguen sintiendo dolores musculares o fatiga luego del tratamiento. Sobre todo si han demorado en el tratamiento.

Si andas por áreas boscosas puedes prevenir las picaduras usando ropa clara y estando el cuerpo bien cubierto. Mantente siempre en los senderos y no te adentres en la maleza. Utiliza repelentes de garrapatas sobre tu ropa (pero ten en cuenta que pueden ser nocivos si se usan mucho y pueden afectar seriamente a bebés y niños). Si estuviste en contacto con una zona de puede tener garrapatas, báñate y lava la ropa de inmediato y chequea en tu familia (incluso la mascota) por picaduras o rastros de garrapatas.

Si una garrapata te pica, prueba lo siguiente:

-Quítala con pinzas de depilar pero no la toques con la mano ni la mates con los dedos ni con las pinzas.

-Limpia la zona de la picadura con un antiséptico.

-No uses nada sobre la piel que no sea recetado por el médico. Acude cuanto antes para frenar la enfermedad con tiempo.

Espero que estos datos te sean de utilidad para que estés informado y puedas prevenir. Suerte!