El trastorno de déficit de atención con hiperactividad (ADHD según su sigla en inglés), define a un grupo de conductas tanto en niños como adultos que se caracterizan por la falta de atención en las distintas actividades que realizan.

No se conoce la causa exacta de este mal que es más común entre varones que nenas y afecta entre el 3 y el 5% de los niños en los Estados Unidos. Existe una tendencia familiar, de modo que pueden haber factores genéticos, también el ambiente puede influir.

Las personas que sufren de ADHD, no logran concentrarse aunque lo intenten, no pueden organizarse, escuchar instrucciones o recordar detalles. En el caso de los niños los vuelve más activos que lo normal, no pueden jugar tranquilos, trepan en ocasiones que no corresponde, pierden útiles escolares a menudo y no pueden permanecer sentados por mucho tiempo. Esto genera problemas en el proceso de aprendizaje y en la conducta y relación con terceros.

Los síntomas del ADHD tienden a mejorar a medida que los niños crecen y aprenden a adaptarse. Por lo general, la hiperactividad cesa en los últimos años de la adolescencia.

Pero cerca de la mitad continúa distrayéndose con facilidad, tienen cambios en el estado de ánimo y no pueden completar tareas.

misdiagnosis-of-adhd1

¿Cuál es la causa física del ADHD?

adhd6f-1-web

Las personas que tienen ADHD no producen suficientes sustancias químicas en áreas clave del cerebro responsables de organizar el pensamiento por lo que no funcionan normalmente. Investigaciones recientes establecen un vínculo entre este trastorno y el fumar o el consumo de otras sustancias tóxicas durante el embarazo como posiblemente también la exposición a toxinas ambientales, como el plomo.

En el caso de sospechar que su hijo padece esta enfermedad, debe acudir a un médico para que lo diagnostique y si fuera necesario le brinde el tratamiento adecuado, a veces acudiendo también a una consulta con un psicólogo infantil. Hay que destacar, sobre todo en adultos que estar distraído o tenso no es siempre sinónimo de ADHD, por el contrario factores como la depresión, ansiedad, efectos secundarios de medicamentos, consumo de sustancias tóxicas por ejemplo, pueden presentar similares síntomas.

El tratamiento puede incluir medicinas para controlar los síntomas, terapia o una combinación de ambos. Un hogar armonioso y el apoyo de la escuela también son importantes.

Algunos consejos para ayudar a su niño pueden ser:

-Hacer un cronograma con horarios específicos para comer, jugar, hacer tareas, mirar televisión e ir a dormir. Coloque el cronograma donde su hijo lo vea siempre. Explique con anticipación cualquier cambio en la rutina.

-Hacer reglas hogareñas simples y cortas. Escriba las reglas y las consecuencias de no seguirlas y pida a su hijo que las repita.

-Recompense la buena conducta, sobre todo en el esfuerzo.

-Asegúrese de que su hijo sea supervisado todo el tiempo.

Y no olvide buscar los mejores médicos y terapistas en YaSabe.com!