http://www.drjuliogutierrez.com/inicio/images/Imagenes/dentall.jpg

La falta de piezas dentales tiene relación directa con enfermedades que trascienden la salud bucodental. Las enfermedades odontológicas son previsibles.

LIMPIEZA Y PULIDO DE LAS SUPERFICIES Y TOPICACIÓN CON FLÚOR:

El flúor realizado por el odontólogo produce una remineralización y cristalización del esmalte dental. Provoca un aumento notable de la resistencia de los dientes a las caries. Además el flúor disminuye la adherencia a las bacterias, mejorando la salud de los dientes y encías.

SELLADOS DE FISURAS:

Los selladores reducen la incidencia de las caries un 60%. Básicamente consiste en la colocación de una resina especial sobre las caras oclusales de las piezas. Con este ‘plastificado’ de los surcos y fosas se evita la penetración de bacterias.

HIGIENE BUCAL:

Cuando esto se logra, las bacterias disminuyen esas que se depositan en las piezas dentales y que causan las caries y enfermedades.

DISMINUIR EL CONSUMO DE AZÚCARES:

Están directamente relacionados con las caries. Disminuyendo la cantidad, se puede lograr una reducción del índice de caries.

Caries dentales: Las caries son un proceso deteriorante de los dientes. Ocurre cuando las bacterias acumuladas en la placa consumen azúcar y producen ácido, el que es capaz de disolver el esmalte y la dentina. Su restauración es esencial para mantener la salud. La prevención se basa en la higiene y una dieta apropiada.

Uso del hilo dental: Tome aproximadamente 50 cm del hilo dental y enrolle las puntas en sus dedos. Utilice los dedos pulgares para deslizar el hilo entre los dientes. Evite la presión. Introduzca suavemente el hilo dental entre los dientes hasta que el hilo llegue al borde de las encías. Mueva el hilo hacia arriba y abajo en cada diente para remover la placa bacteriana.

Toma estos consejos de odontología preventiva, técnicas de limpieza bucal para evitar gastar de más en consultas.  YaSabe te ayuda a recuperar tu sonrisa!