http://www.unicef.org/lac/lavado-de-manos-cartoons.jpg

Imagen: unicef.com

El lavado de manos reduce la transmisión de enfermedades infectocontagiosas que constituyen, en nuestro país y en el mundo, una causa relevante de enfermedades y muertes evitables. Es una medida más de prevención y como todo hábito es cuestión de acostumbrarse en cualquier ámbito.

¿Qué debemos saber del lavado de manos?

En las manos de las personas circulan miles de microbios, muchos de ellos los responsables de muchas enfermedades virales y bacterianas. Con menos o mayor gravedad pueden comprometer diferentes órganos de nuestro cuerpo. Para muchas de estas enfermedades existen tratamientos sintomáticos o para combatir el germen causal.

Aunque estas medidas son fundamentales para el control de las enfermedades y han significado grandes logros para la salud mundial, ninguna de ellas es tan sencilla de ejecutar ni actúa tan tempranamente como el lavado de manos.

Si no nos lavamos de la forma adecuada o directamente no lo hacemos podemos contagiar y diseminar gérmenes por todos lados, cuando nos tocamos los ojos, las manos de otra persona, o la nariz. También muchos brotes de enfermedades por los alimentos son causadas por no lavarse las manos o no hacerlo bien.

¿Por qué es importante el lavado de manos?

  • Porque reduce mucho la posibilidad de adquirir y diseminar enfermedades: respiratorias, gastrointestinales y de la piel.

  • Evita la transmisión de gérmenes en general y es especialmente importante en el medio hospitalario al reducir la transmisión de microorganismos resistentes a los antibióticos.

  • Disminuye el ausentismo laboral y escolar.

  • Puede prevenir brotes epidémicos en la población.

¿Cuándo debemos lavarnos las manos?

ANTES DE: preparar la comida o servirla, comer o beber, curar una herida, raspadura, quemadura o ampolla, atender a alguien que esté enfermo, colocarse o quitarse lentes de contacto.

DESPUÉS DE: ir al baño, sonarse la nariz o estornudar, también toser o sonarse la nariz a un niño. Manipular alimentos crudos y basura. Curar una herida, atender a bebés recién nacidos, ayudar a alguien a usar el baño, hacer deporte, usar transporte público, jugar a la intemperie, jugar con mascotas.

¿Cómo debemos lavarnos las manos?

Utiliza jabón y agua, lavarse bien toda la superficie de las manos, incluyendo muñecas, palmas, dorso y dedos. Frotarse las manos durante 20 segundos,enjuagar bien y secarse utilizando una toalla de tela o papel descartable que no dañe la piel.