Cuando se nos viene a la mente la palabra carnaval pensamos en alegría, música, bailes, colores y desfiles. Una celebración cultural basada en la tradición que para muchos países representa el comienzo de la Cuaresma.Los carnavales se han convertido no sólo una celebración, sino un icono cultural de cada país, inicialmente se llevaron a cabo los carnavales con fines religiosos pero ahora se ven más como una época de fiesta y celebración. A lo largo  de todo América Latina se celebra el carnaval de diferentes formas te invitamos a que sigas leyendo y descubras cada una.

Brasil lidera el ranking de los carnavales latinoamericanos.  Las escuelas de samba buscan destacarse año a año con carrozas imponentes y vestuarios únicos de la mano con un ritmo que solo ellos saben llevarlo y bailarlo. El ‘Sambódromo’’  tiene lugar para hacer vibrar a más de 70.000 personas. Cada escuela de samba está formada por más de 4.000 personas y pueden desfilar y desplegar su alegría hasta una hora y media.

Mientras que en Bolivia buscan destacar sus raíces y agradecer de una forma más religiosa su cultura y hacer ‘renacer’ sus raíces folklóricas. Se danzan las ‘Diabladas’ un típico baile donde encaran y renacen al diablo que es el encargado de proteger su tierra y tesoros, acompañados de una coreografía alegre y sus vestimentas de colores vibrantes.

En Perú, cada ciudad tiene su estilo de carnaval particular donde integran: naturaleza, cosmos y religión entre otros. Jóvenes recorren plazas y barrios de cada ciudad disfrazados y a puro ritmo desplegando y compartiendo alegría en los meses de Febrero y Marzo.

Uruguay, ya declarada hace varios años la capital iberoamericana del carnaval, con una duración de más de 40 días, al igual que Argentina. El carnaval uruguayo  formado por dos estilos murgas y candombes le aportan a la ciudad su estilo propio dando a conocer su situación al pueblo (política, humorística y social) por medio de sus canciones.

En Colombia se conocen varios carnavales dos de los más conocidos son el de Barranquilla y el de San Juan de Pasto, de arraigadas raíces indígenas tanto que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad. Un ‘must’ para el que quiere visitar Colombia en época de carnavales.

image03

 

También Argentina no se queda atrás,el carnaval es sinónimo de felicidad y ritmo, da lugar a varias provincias de todo Argentina a participar (San Luis, Corrientes, Entre Ríos) el más conocido llamado Carnaval del País situado en Gualeguaychú donde varias comparsas se disputan entre baile y canto el primer lugar. Todos los años hay un ganador el cual al año siguiente abre la comparsa.  

En Panamá celebran las fiestas llamadas ‘Rey Momo’  con una duración de 4 días donde dos barrios despliegan cada uno su encanto y critican uno al otro mediando ritmos movidos, brillo y bailes llamados ‘puyas’.

Los carnavales en México son una propuesta diferente para divertirse hasta la madrugada y pasar un buen momento. Lo festejan más de 220 comunidades a lo largo de todo el país. Muestran sus culturas, las tradiciones de cada lugar indicando así ‘la quema del mal humor’ dando una alegre bienvenida a las buenas vibras dignas de festejarlas.