Si vas a darle un juguete a tus hijos para esta Navidad, que sea un juguete educativo.

Los niños aprenden jugando. Aquellas actitudes y acciones que imitan les van forjando la personalidad. No es necesario que sea un juego costoso, a veces cosas simples como títeres hechos con medias u otros objetos que tenemos en el hogar pueden resultarle más divertidos y enseñarles a la par, algo nuevo.

Los juguetes pueden ser divididos en varios grupos, dependiendo de la parte del niño que ayuda a desarrollar.

  • Juguetes para el desarrollo físico o muscular, tales como carros, bicicletas, cajas, rompecabezas, bloques.
  • Juguetes para desarrollar los sentidos (tacto, vista, oído, gusto, olfato) tienen que ver con textura, modelado, instrumentos musicales, etc.
  • Juegos para desarrollar la imaginación: como muñecos, títeres y medios de transporte.
  • Juguetes para el desarrollo creativo e intelectual, tales como arcilla, pinturas, libros…

Los juguetes educativos o didácticos son importantes porque le permiten al niño entender de manera sencilla el mundo que lo rodea. Le despierta la creatividad y el intelecto, la capacidad de imaginar y razonar sobre diferentes cuestiones. El niño es meramente lúdico y precisa distintos juegos para poder relacionarse y construir estructuras sociales.

Por eso a la hora de invertir en un juguete, es preferible que sea algo útil que le aporte al desarrollo y crecimiento de tu hijo.

Como te decía anteriormente, puedes fabricarlo tu mismo, desde títeres, una olla para hacer ruido, hasta papel y crayones para dibujar. Y si puedes permitírtelo cómprale dependiendo las edades, bloques para armar, rompecabezas, juegos de ingenio y ciencia. Incentívalos a leer desde pequeños!

Aunque parezca absurdo, un sonajero, un pequeño gimnasio para niños y hasta un móvil en la cuna de tu bebé son estimulantes para su crecimiento y desarrollo. Los bebés pequeños necesitan desarrollar sus sentidos por los cual precisan juguetes con texturas, colores y sonido. Eso les permite ir reconociendo de a poco el lugar en el que se encuentran.

A partir del año cuando ya caminan, los juguetes para desarrollo motriz son los indicados para reforzar sus músculos. Desde autitos, triciclos, pelotas y hasta globos.

Si estás en una juguetería y no sabes si un juego es adecuado para tu niño, consulta siempre a los vendedores que asisten en el local. Invierte así en algo que él disfrute y le permita aprender jugando.

La semana próxima te voy a enseñar a hacer juguetes didácticos en casa para tus pequeños.

Hasta pronto!