¿Tienes todo listo para Thanksgiving? Faltan pocos días para el Día del Pavo y, como toda celebración, es una excelente excusa para compartir con los seres más queridos, comer comida rica, relajarse y divertirse.

Es por ello que me he puesto a pensar en algunas ideas sencillas y económicas para poder decorar nuestras casas y hacer que nuestras visitas estén a gusto. Además es una excelente excusa para hacer actividades con nuestros hijos y crear lazos y nuevas tradiciones familiares.

  • Banderines

Los banderines siempre son sencillos de hacer, requieren pocos elementos y quedan muy bonitos. Podemos escribir palabras como “Gracias”, “Abundancia” o “Felicidad”, por decir algunas. Si te gusta hacer los banderines desde la base, puedes comprar papeles de colores otoñales que venden en las casas de suministros para manualidades y cortar los triángulos u otras formas del tamaño que más te guste. Otra opción es imprimirlos hechos. En la página que copio a continuación, puedes imprimir el motivo que quieras y lo es mejor aún, son gratuitos!

Banderines para imprimir

  • Pavo de lana

Es un lindo proyecto para hacer con los niños. Consiste en un pequeño pavo hecho con dos ovillos de lana y algunos accesorios para emular los ojos, pico, etc. Para destacar: las plumas están realizas en papel de colores cálidos y en ellas están escritos distintos mensajes de agradecimiento. Puedes tener una pluma por cada comensal y al llegar pueden escribir un pensamiento positivo que luego leerán tras la cena.

  • Candelabros con botellas

Si tienes botellas vacías y sin marcas, puedes armar estos sencillos candelabros cuya única decoración son las hojas, granos y semillas que contienen dentro.

  • Árbol de Agradecimientos

Es tan simple como juntar algunas ramas caídas en el bosque o en un parque, y disponerlas en un frasco o florero limpio que puede estar lleno de semillas, piedras, bolas de hilo como las que aprendimos a hacer la semana anterior, o lo que prefieran o tengan a mano. Con papeles de colores otoñales, hacemos las hojas siguiendo el patrón que copio a continuación. Y la premisa es similar a la del pavo de lana: cada comensal escribe en una de las hojas un pensamiento positivo o un motivo por el cual se sienta agradecido y luego se cuelgan las hojas en el árbol usando lana, hilo o cinta.

Espero te hayan gustado estas ideas y te resulten fáciles y divertidas de hacer! Y no olvides ingresar a  YaSabe.com para conseguir los materiales que precises cerca de tu área!