Hace unos días te daba algunas ideas de cómo ahorrar en la planificación de tus vacaciones aprovechando descuentos y ofertas en pasajes y alojamiento.

Hoy te doy otros consejos y trucos para que pueda ahorrar en comida, excursiones y otros…

Una forma de ahorrar es viajar por lugares cercanos a nuestra casa. A veces hay pequeñas playas, cabañas o complejos cerca que no conocemos y es toda una experiencia para aprovechar por un costo más reducido que el que requiere un viaje aéreo.

Se un poco flexible con días de viaje! A veces es mucho más barato salir el día antes (o después) en lugar de la fecha planeada. Piensa si pasar un día extra vale la pena. Esto hace una diferencia especialmente alrededor de los días festivos.

Muchos lugares de interés como parques temáticos, museos y otros tienen descuentos para la tercera edad, niños o estudiantes. No olvides llevar tu identificación y tarjetas de membresía (por ejemplo, tarjetas de AAA).

También hay descuentos para grupos en muchas partes! Para aprovecharlos, puedes coordinar con amigos los mismos destinos. Incluso puedes programarlo para que no tengas la obligación de ir a todas partes juntos!

Siempre investiga! Aprovecha las bondades del internet que tienes a mano! Hay muchos puntos turísticos que no valen la pena ser visitados y que terminan siendo carísimos! Busca lo que realmente será de tu interés conocer!

En línea también puedes ingresar al periódico del destino que tienes programado, en busca de promociones especiales, ofertas de restaurantes, etc. También puede encontrar cupones para atracciones como zoológicos, parques temáticos y museos!

También puedes encontrar descuentos para parques temáticos en Costco si eres miembro! Hay más opciones en la web que en la tienda!

Además, puedes bajar a tu teléfono aplicaciones que te permiten ahorrar dinero, incluyen guías de viaje, mapas, y hasta consejos de dónde y no ir en cada lugar o si un lugar para comer es costoso o no!

Obtén una membresía para museos que aplica a varias ciudades. Si viajarás por varias ciudades de Estados Unidos que tengan museos, zoológicos o jardines botánicos, compra una membresía en la contraparte de tu ciudad. Muchos tienen privilegios recíprocos con instituciones de otros lugares.

Siempre chequea en lobby del hotel los folletos de atracciones, restaurantes, compras y actividades y pregunta si tienen alguna promoción especial del hotel con algún lugar o servicio! Puedes ahorrar mucho de esta manera!

No tomes taxis! Aprovecha el transporte público, es mucho más económico! Y si el destino no está muy lejos, pide indicaciones y ve caminando, puedes conocer nuevos lugares de esta forma y ahorrar en transporte!

Si vas a una cabaña u hotel con DVD, te es conveniente llevar tus propios DVDs ya que el hotel los cobra mucho más caros! También puedes chequear en las bibliotecas públicas donde puedas rentarlos gratis! También son útiles para distraer a los niños en los viajes!!!!

No hay nada como las vacaciones en la playa con la familia! Pero muchos destinos son muy caros! Puedes provechar lugares con lagos o ríos! Muchos tienen playas muy lindas, más tranquilas y muchos más económicas! Y hasta puedes hacer deportes acuáticos sin los peligros del océano!

Con respecto a la comida, puedes ahorrar de muchas formas! Prueba los productos locales, son mucho más económicos y estarás consumiendo algo típico del lugar que visitas! Habla también con la gente del lugar! Si eres amable, pueden recomendarte buenos lugares que estén a bajo costo!

También puedes buscar promociones en hoteles tipo “los niños comen gratis” (siempre disponibles en el Holiday Inn, y en ocasiones se ofrece en Marriott y otras cadenas). Si no puedes encontrar tal promoción, busca un hotel donde puedes conseguir una habitación que incluye un refrigerador, e incluso muchos tienen microondas

Durante un viaje en la carretera, lleva termos y una heladera con bebida y snacks. Ahorrarás mucho ya que parar en la ruta y sobre todo en estaciones de servicio puede resultar un poco caro!

Otra cosa que he hecho con mi marido y con amigos es llevar una mochila con frutas secas, barras de cereal y algo de bebida. Paras luego en alguna tienda y puedes comprar fiambre, queso y pan y hacer un lindo picnic a mitad de camino! De esta forma puedes sortear los almuerzos y sólo hacer un gasto mayor durante la noche. En verano además sueles comer menos y tomar más bebida. A veces con un poco de fruta y cereal puedes estar bien hasta la tarde!

Comer en restaurantes con los niños es bastante caro! Si tienes un hijo todavía pequeño, no pidas un plato para él. Pide tu o tu pareja algo que al niño le guste y comparte con él. Casi nunca terminan la comida y terminas derrochando mucho dinero!

También, si deseas comer en un restaurant y probar las delicias del lugar, opta por los almuerzos! Son más económicos que las cenas y suelen tener similar menú!

Hasta pronto!