image00 (1)

Como todos sabemos el Día de San Valentín es un día donde todos eligen regalar las mismas cosas, flores, bombones, cartas y tarjetas, así como algunas otras joyas. No todos tienen los mismos gustos y cada uno, dependiendo de su personalidad y de su bolsillo, deberá limitarse con las compras. Sabiendo que es un día comercial no debemos olvidarnos que lo que valen son otras intenciones a la hora de festejarlo. Por eso te brindamos algunos consejos para no gastar en la floristería y que se te ocurran otro tipo de regalos accesibles y amorosos.

No es necesario comprar en cantidad, recuerda que no siempre en la cantidad está la calidad, eso no quiere decir que aparezcas con una rosa sola (o puede que sí) pero despreocupate si piensas que más de 12 rosas tendrán sentido sino no es mejor comprarle nada. Lo contrario, puedes optar por una buena rosa o flor que más le guste con alguna carta haciéndole compañía.

Elige regalarle una flor en maceta, ya plantada, suelen ser las que están de oferta y puede elegir ella misma el lugar donde transplantarla. Muchas veces tienes variedad y colores para elegir que rompen con el esquema normal, como tulipanes anaranjados, que no dejan de ser un hermoso regalo.

Para San Valentín las floristerías están preparadas con todo tipo de regalo, para aquello que se acuerdan en el camino o porque ven muchas personas besándose, recurre siempre a una floristería que siempre te salvarán en el apuro.

Los mini-maceteros son un regalo delicado y original. Siempre las flores se presentan en ramos super coloridos, con papeles decorativos y cartas, pero una mini-maceta puede ser una opción mucho más tierna para las mujeres. Suelen venir  con maceteros de diseños originales como lunares, rayas, escrituras, etc.

Recuerda acompañar las flores, sean una o cien, con una carta bien redactada, un lindo papel de envoltorio y un lindo beso como regalo extra.  ¡Viva el amor!

Para más información visita nuestra guía de floristerías en nuestra página de YaSabe.