¿Quién no quiere verse esplendida durante todo el año? Es la pregunta que miles y miles de mujeres desean que alguien se las responda y a su vez, que funcione. En la web circulan muchos productos convenciéndote que rejuvenecerás, que serás una diva las 24 horas del día y todos sabemos que no es verdad, toma tiempo y a su vez, dinero. ¿Pero ninguna se ha preguntado qué algo casero puede dar mejor resultado? Cuidando el medio ambiente podemos ser nuestras propias cosméticas en casa con las siguientes recetas para cremas faciales. Espero que te sirvan y luego nos dices qué tal estuvieron…

Para mantener tu piel humectada te recomendamos la siguiente receta:

Almendras trituradas (si es posible en polvo) y yogurt natural. Mezclarlo en una licuadora y pasartelo en la cara previamente a la aplicación de tu crema habitual.

Si quieres reforzar tu crema hidratante mezcla los anteriores ingredientes con la misma y verás los resultados en pocas semanas.

Aquellas mujeres que tengan problema de grasitud pueden probar:

Licuar medio pepino junto con media manzana una cucharada de limón y una clara de huevo. Aplicar sobre el rostro dejar actuar de 15 a 20 minutos y luego retirar con agua tibia.

Para eliminar suciedad e impureza del rostro:

image04

Con estos sencillos ingredientes lograrás una máscara que purificará tu piel de forma natural y te quedará lisa y sedosa.

Coloca en un recipiente una cucharada de miel, otra de leche en polvo y una clara de huevo. Dejar reposar  15 minutos y luego colocarla suavemente sobre el rostro.

 

Para aquellas mujeres que sufren la sequedad de la piel les recomendamos:

Esta pasta casera para el rostro utilizando aguacate y aceite de oliva. Mezclar bien los ingredientes hasta formar una pasta homogénea  y dejarla actuar 20 minutos. Retirar con agua tibia, siempre.

¿Cómo conservar mis cremas caseras?

Pues sabemos que si vamos a hacer una buena porción de cada crema lo que menos queremos es desecharla  a la basura, aunque sabiendo que son productos naturales no pueden conservarse tanto tiempo como uno desea, por eso conviene hacer porciones chicas que duren no más de una semana, para eso colocar un chorrito de vinagre o limón y conservarlas en el frío del refrigerador.

¿Haz probado alguna otra receta que te haya funcionado? Coméntanos!