http://www.escuelaespalda.com/imagenes/paginas/la-postura/la-postura-01.jpg

Escuelaespalda.com

El esfuerzo físico y postural tiene un rol importante dentro de la medicina de la prevención. Estos riesgos generalmente aparecen en el trabajo, cuando debemos de pasar 6 horas o más con una postura determinada y con un esfuerzo físico que yace desde esa postura. A lo largo y ancho del tiempo, el humano ha padecido diferentes problemas músculo-esqueléticos debido al trabajo que debe de realizar diariamente y por una cantidad de horas generalmente superior a 6.

Es importante también ser conscientes de que una buena organización o empresa debe de brindar, a sus empleados, las herramientas necesarias para cuidar su mayor activo: el recurso humano.

Consejos para trabajos de esfuerzo físico principalmente

Y acá podemos tener varios ejemplos: carga y descarga, carpintería, herrería, tareas de depósito, etc.

Para estos tipos de trabajos es necesario practicar una postura de espalda siempre recta y no hacer fuerza con la misma, si no, hacer fuerza con las piernas a la hora de levantar algo o acomodar en el lugar correspondiente.

También podemos contar con la ayuda de una “Faja con ballenas” para que no nos permita forzar la espalda y así debemos de utilizar el impulso de las piernas correctamente. Otro elemento de ayuda pueden ser las muñequeras, también con ballenas, no solamente nos ayudan a prevenir tendinitis, si no, colaboran de sobremanera con los músculos del antebrazo y tríceps.

Consejos para trabajos de posturas o movimientos “mecánicos”

Si trabajas todo el día sentado o con trabajos donde los movimientos son siempre los mismos (empaque, etc.) esto te va a servir mucho.

Si tu caso es el trabajar sentado, no importa si es en un ordenador o elevador, es necesario que el respaldo sea recto e inclinable según el mismo peso de tu espalda, esto generalmente se puede regular. Donde la cabeza no quede perdida en el aire, gracias a la estructura de la silla o sillón, debe de quedar en una posición cómoda para realizar el trabajo.

Si trabajas haciendo movimientos mecánicos, es necesario que cada una hora realices una especie de elongación, esto se debe para que los músculos se relajen y no estén constantemente erguidos o forzados debido a tu trabajo. También es necesaria la ayuda de elementos como los dichos en los trabajos de esfuerzos físicos.

Recuerda, tú eres tu mayor activo y el de tu empresa. Debes de cuidar tu salud músculo-esquelética y ellos te deben dar los elementos correctos.

¿Te ayudó el artículo? Nos gustaría saberlo.