¿Tienes algunas remeras viejas que deseas reciclar? Qué me dirías si te cuento que puedes hacer alfombras con ellas?

A pesar de lo puedas estar pensando en este momento, no enloquecí (al menos no del todo!) Utilizando camisetas viejas, puedes hacer una alfombra trenzada lindísima! Te cuento cómo!

Para una alfombra pequeña precisas:

-unas 5 remeras,

-tijeras,

-aguja e hilo

-máquina de coser si tienes y sabes utilizarla.

El primer paso es transformar las remeras en hilo cortándolas

Puedes seguir la imagen y las indicaciones que figuran a continuación

1.- Corta la camiseta a la altura de la sisa obteniendo así un rectángulo. Corta el rectángulo en tiras de 1 ½ pulgadas desde un extremo hasta el otro dejando unas 2 pulgadas sin cortar en uno de los extremos.

2.- Abre ahora la remera hecha tiras (qué haz hecho!!??) y corta en diagonal como indica la imagen. Descarta el dobladillo.

3.- Haz los cortes diagonales que indica la imagen y tendrás un hilo de algodón largo que puedes rizar tan solo estirándolo un poco. Arma tu ovillo y ahora comenzamos a trabajar!

Puedes usar distintos colores de camisetas! Y puedes combinarlos, ya sea armando un patrón o un dibujo sencillo como un corazón! Esta alfombra que vamos a realizar es circular.

Cuando tienes las madejas listas, comenzamos con el trenzado. Cose a mano o a máquina las puntas de tres tiras de igual color o combinado como muestra la imagen. Mantén el trenzado hasta que precises una nueva tira o desees cambiar el color. Puedes añadir un nuevo color cosiendo en diagonal con la tela colocada del lado derecho en un ángulo de 90 grados.

Mantén el trenzado hasta que hayas agregado todas las remeras.

Ahora comienza a enrollar la alfombra con cuidado de que no se frunza pero sin que queden huecos o espacios libres. Este pre-enrollado te servirá a la hora de coserla! Elije el lado que usarás para arriba y cose por el lado contrario uniendo entre si las tiras formando el círculo deseado. De esta forma también verás si el tamaño es que quieres o deseas sumarle o quitarle remeras al trabajo.

Deberás coserlas a mano tratando de unir las trenzas entre sí. Usa una aguja bien gruesa e hilo de bordar o alguno de tapicería para que resulte más resistente.

Al llegar al final de la alfombra, trenza la punta con el círculo anterior para que quede más prolijo.

Este proyecto es sencillo de realizar pero lleva bastante tiempo y paciencia.

Si vas a dejarlo por un tiempo o no vas a terminarlo el mismo día, puedes trabar las puntas de la trenza con un clip o con los cierres que se utilizan en la cocina para los snacks, para que no se desarme el trabajo ni se enreden las tiras.

Espero que te haya gustado este proyecto tanto como a mi!

Hasta la próxima!