Hace unos días hablábamos de las virtudes del . Más aún, nos enfocamos en los usos, más allá del uso, de un saquito de té! Desde productos naturales para limpiar la casa, aromatizantes y hasta repelente de insectos y roedores!

Lo cierto es que los saquitos de té sirven para muchas, muchísimas cosas más que ni te imaginas! Hoy vamos a centrarnos en productos de belleza, salud natural y cuidado de nuestro jardín. Me acompañas?

 

  1. Renueva tu jardín!

-Haz un té suave con tus saquitos usados y utiliza el agua para regar tus plantas y protegerlas así de hongos e insectos desagradables. También ahuyenta a los ratones!

También puedes usar las hojas del té para compost casero y para fertilizar tus plantas. A las rosas les encanta el ácido tánico que produce el té.

Y lo mismo ocurre con los helechos y algunas plantas de interior, por lo cual, o puedes usar las hojas de té en la tierra o prepara agua para rociarlas o regarlas! Les dará mejor aspecto a las plantas y le brindará nutrientes necesarios!

  1. Haz manualidades con un toque “vintage”!

Si quieres darle un aspecto antiguo a papeles y telas, puedes utilizar el té para teñirlas. Cuánto más fuerte el té, más fuerte será el color que obtengas. Mi madre siempre lo hacía con puntillas y mantillas!

  1. Belleza personal.

Aquí también tenemos muchas opciones para hacer con nuestros saquitos de té!

– Manos. Ahora puedes pelar cebollas, ajos y alcachofas sin problema! Con los saquitos de té te quitarás los olores molestos y además suavizarás tus manos!

-Pies. Y, si sirve para las manos, también para los pies, no? Quita ese mal olor de tus pies y suavízalos con un baño de agua caliente y saquitos de té.

-Relax. Cleopatra se bañaba en leche. Yo me baño con té porque contiene antioxidantes que relajan y aquellos aromáticos brindan una experiencia única. Y además, es mucho más económico!

-Aliento fresco. Sí, elimina el mal aliento con un simple enjuague bucal preparado con té verde o de menta! Es ideal usarlo dos veces al día. Con una pizca de sal, sirve además para calmar dolores y lastimaduras bucales. Qué maravilla!

-Aliviar ojos cansados. Si estuviste trabajando mucho o simplemente tienes cansancio acumulado y se te han hinchado los ojos puedes aliviarlos de la siguiente manera: remoja dos bolsas de té usadas en agua caliente y pósalas sobre los ojos cerrados durante 20 minutos! De la misma manera puedes reducir

-Tónico facial natural. El té negro es un astringente natural. Puedes hacer una infusión con el té y limpiarte el rostro con ayuda de un algodón para eliminar la grasitud de tu piel. Luego sécate con juna toalla limpia.

-Cabello. Sí! También podemos usarlo en el pelo! Puedes hacer una infusión suave con los saquitos usados y hacerte un enjuague luego del champú para acondicionar, nutrir tu cabello y darle más brillo!

  1. Salud

El té tiene múltiples usos para el cuidado de la piel frente a irritaciones y lastimaduras. Veamos algunos de ellos!

Calma la piel irritada. Usa las bolsitas húmedas y frías para calmar y refrescar la piel de quemaduras del sol. También puedes usarlas para aliviar y acelerar la cura de moretones. Para disminuir la hinchazón y dolor de picaduras de insectos, frota suavemente las bolsitas sobre la herida. También ayuda a aliviar la irritación de la piel causada por afeitarse.

– El té es útil para aliviar infecciones tales cómo conjuntivitis, úlceras bucales, herpes febril. Debes aplicar los saquitos de té húmedos y tibios sobre la zona afectada para disminuir el dolor y acelerar la curación.

– Las verrugas son horrendas y molestas! Pero, a no amargarse! Parece que el ácido tánico en el té reduce verrugas. Para probar este método, pon una bolsa de té caliente en la verruga durante 10 minutos por día, un par de veces por día. La verruga debe disminuir después de un par de días.

Dolores bucales. Para aliviar el dolor de muelas, enjuágate la boca con una taza de té de menta caliente mezclada con una pizca o dos de sal. La menta es un antiséptico natural y contiene mentol, que alivia el dolor al entrar en contacto con la piel. También puedes usar los saquitos de té fríos para cortar la hemorragia de los niños cuando se le caen los dientes de leche. Directamente, haz compresión sobre la zona.

  1. Hazte un té recargado!

Si te gusta beber el té bien fuerte puedes guardar los saquitos usados y los agregas a la tetera la próxima vez. Recuerda que ya no puedes utilizarlos para una tercera taza. Funciona mejor con tés negros, rojos y verdes.

¿Quién se imaginaría que un saquito de té tenía tantas cosas dentro?