Desde hace un par de meses vemos las decoraciones navideñas por todos lados. En varias casas ya está el árbol navideño armado junto con toda la decoración festiva. Pero…¿cuándo se arma realmente el árbol de navidad? Como todos sabemos, Navidad es la celebración del nacimiento de Jesús. Seguimos muchas tradiciones: armamos el pesebre, hacemos y recibimos regalos, comemos comidas tradicionales y entre otras tantas cosas, montamos el árbol de navidad. En varios países de América Latina, el árbol se decora el 8 de diciembre. Pero ésta no es una fecha al azar.

Es en Alemania donde nace la tradición de decorar árboles para la Navidad en el sentido cristiano que hoy le damos. Sin embargo, esta tradición es mucho anterior y pueden encontrarse vestigios en varias culturas paganas.

Se cree que San Bonifacio (680-754), evangelizador de Alemania, tomó un hacha y cortó un árbol que representaba al Yggdrasil (aunque también pudo ser un árbol consagrado a Thor), y en su lugar plantó un pino, que por ser perenne, simbolizó el amor de Dios, adornándolo con manzanas y velas. Fueron entonces los devotos germanos de la región de Alsacia, los primeros cristianos en adoptar este rito. Y que fue Martín Lutero quién por primera vez impuso el uso de luces, en el siglo XVI, luego de tener una epifanía en el bosque al ver los árboles iluminados por las estrellas.

Existen varias leyendas en torno al significado del árbol navideño y a la fecha en qué se arma en los hogares. Según los celtas, un árbol perenne se adornaba el 8 de diciembre de cada año para homenajear el nacimiento del dios de la fertilidad y el sol, Frey. Este árbol simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yggdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín); y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos).

También los antiguos griegos solían alabar a Dionisio, Dios del vino y la fertilidad con un pino. La celebración incluía piñas que para los romanos simbolizaba “virginidad”. Hoy las piñas son un elemento de decoración navideña.

Con la llegada del cristianismo, se retomó esta tradición pero cambiándole por completo el significado. De esta forma, el árbol, un pino con forma triangular, representa a la Santísima Trinidad, mientras que su naturaleza representaba la vida, el Universo, la prosperidad y el amor de Dios. Las manzanas que servían de decoración, representaban el paraíso, las velas con las que se lo alumbraba, la luz de Cristo o el Espíritu Santo y los lazos o moños, la unión familiar y de los seres queridos alrededor de dones que se desean dar y recibir. Por otra parte, la estrella que se coloca generalmente en la punta del árbol, representa la fe que debe guiar la vida del cristiano, recordando a la estrella de Belén.

Con el tiempo las decoraciones fueron modificándose. Muchos objetos que se colocan en el árbol tienen que ver con tradiciones de cada familia en especial, mientras otros siguen simplemente una línea de diseño en particular. Las velas dieron lugar a luces eléctricas mientras que mucha gente dejó de utilizar árboles perennes por aquellos de plástico.

También se fueron adoptando otras costumbres como la de colocar presentes en el pie para los niños junto con la creencia de Santa Claus o Papa Noel, otro personaje pagano adoptado y modificado por la iglesia cristiana.

Las oraciones que se realizan durante el Adviento se diferencian por un color determinado, y cada uno simboliza un tipo:

El azul las oraciones de reconciliación.

El plata las oraciones de agradecimiento.

El oro las de alabanza.

El verde de abundancia, fortaleza y de naturaleza.

Con respecto a la fecha, el 8 de diciembre de 1854 el papa Pío IX declaró el Dogma de la Inmaculada Concepción de María, en el que se eximía a María de todo tipo de culpa o pecado por la concepción de Jesús. A partir de ello, el 8 de diciembre se festeja el día de la Inmaculada Concepción de María es decir, el día que San Joaquín y Santa Ana, los padres de la Virgen, la concibieron.

Es por ello que, luego de la colonización de América y la expansión del cristianismo, se extendió esta tradición como un elemento más evangelizador. En algunos países esta tradición fue traída por inmigrantes europeos. Pero, si bien la fecha no es oficial u obligatoria, gran parte de América Latina arma su arbolito el 8 de diciembre por las creencias y tradiciones cristianas.

Y tú, ¿cuándo armas el árbol de navidad?