Días atrás hablábamos de la importancia de tener un Curículum Vitae o Résumé bien hecho a la hora de buscar trabajo. También vimos que existían distintos formatos de acuerdo a las necesidades que tenemos y a la experiencia con la que contamos.

Hoy, les voy a dar unos buenos consejos para que el CV esté bien redactado y sobre todo para que a la hora de la entrevista, puedan ser seleccionados.

1- Antes que nada, respetar el formato. Yo recomiendo el CV cronológicamente invertido para los casos de mucha experiencia sin estudios relevantes, esto es, la última experiencia adelante y siguiendo para atrás en el tiempo. Los estudios, cursos y demás conocimientos deben ir después de la experiencia y en el mismo orden, del último hacia el primero.

2- Siempre hay que destacar nuestras fortalezas. Si tenemos mucho estudio y poca experiencia, hacemos foco en cuánto hemos aprendido y lo preparados que estamos para hacer tal o cual tarea. Es bueno usar palabras claves para definir nuestras habilidades tales como por ejemplo negociación, liderazgo, trabajo en equipo, orientación al cliente.

3- Nunca mentir. Sumar experiencias falsas o decir que contamos con alguna cualidad o estudio que no es real es un problema. Primero porque el reclutador va a indagar sobre ese punto y salvo que seamos excelentes mentirosos, se dará cuenta que es una gran farsa. Segundo porque si pasamos la entrevista y llegamos al momento del trabajo, vamos a tener que hacer cuánto dijimos que sabíamos pero no. Antes o después las consecuencias son negativas.

4- Ser breve y conciso. En general se reciben muchos CVs para cada posición y el reclutador debe leerlos pero sólo elige los más atractivos,  completos y breves. Mantener un lenguaje formal y describir nuestras capacidades en pocas palabras junto a las tareas que hemos realizado, son las claves del éxito.

5- Alejar la vida privada del CV. Para la persona que nos entrevista, somos un gran misterio y debemos dejarlo así. Le contamos lo que estudiamos, nuestras motivaciones, nuestra ambición, lo que hemos hecho hasta ahora y hasta cómo se compone nuestro núcleo familiar si nos consultan. Pero si tenemos problemas en nuestra casa, si nos encantan los videos de gatitos o vamos de baile noche por medio a nuestro entrevistador no le interesa. La vida privada es de uno, no la incluyamos en el CV.

6- Por el contrario, es bueno sumar intereses o hobbies mientras sean interesantes como puede ser la música, leer, deportes, etc.

7- Por último, es importante que el diseño sea sobrio y no genere confusión. No debemos incluir dibujos ni líneas innecesarias. La tipografía siempre debe ser la misma y si ponemos una foto nuestra debe ser en una situación formal y no en plena fiesta o con amigos en un picnic. Recordemos que la profesionalidad empieza por nuestro CV. Para terminar, siempre controlar la ortografía. Podemos tener un CV hermoso, prolijo, bien armado, pero si tiene faltas ortográficas, pierde valor.

Espero que estos consejos les hayan sido útiles y no olviden buscar las mejores ofertas de empleo en YaSabe.com!