¿Necesitas un préstamo personal? A veces necesitamos hacer gastos que requieren algo más que las tarjetas de crédito que además suelen tener altas tasas de interés. Cuando tienes una emergencia y necesitas dinero, la mejor solución es pedir un préstamo personal y que las tasas de interés sean beneficiosas. Existen algunas entidades dedicadas a esto, y por supuesto, los bancos están incluidos.

El primer y mejor consejo que puedo darte es el siguiente: Si tomas la decisión de pedir un préstamo, hazlo con una institución confiable. Algunos negocios pequeños y otros que se llaman prestamistas así mismos, son estafadores. Esto no sólo te hará perder mucho dinero sino que te ocasionará varios problemas.

Además, lee muy bien la letra pequeña de lo que estás firmando! Algunos préstamos tienen tasas altísimas lo que a la larga te terminará saliendo más caro y seguramente te costará pagar.

Hay esencialmente dos tipos de préstamos personales: garantizados y no garantizados. Los préstamos garantizados en general ofrecen tasas de interés más bajas que los préstamos sin garantía, pero debes dar una contraparte como garantía, como puede ser tu casa o auto, por ejemplo. Si no pagas tu préstamo, puedes perder aquello que hayas puesto en garantía.

Los préstamos no garantizados, también llamados “a sola firma” requiere solo de eso, de tu firma para obtenerlo. Los préstamos sin garantía son comúnmente conocidos como préstamos de “firma”. Pero las tasas suelen ser más altas aunque el riesgo de perder la garantía desaparece.

Lo más conveniente es primero investigar. Si ya tienes un banco de confianza, acércate y consulta los tipos de préstamos, las tasas y demás condiciones. Es posible que te digan que no pueden darte la información de una tasa hasta no pedir formalmente el crédito. Pero puedes pedir un rango de tasas para informarte. De la misma forma, chequea online con otros bancos y cooperativas de crédito las tasas y condiciones que tienen a fin de que consigas la mejor opción.

Es importante tener en cuenta lo siguiente: las tasas de crédito dependerán del puntaje de crédito. Esto quiere decir, que ellos investigarán cuán confiable eres para pagar tu deuda, cuántas deudas has contraído y en cuánto tiempo las has cubierto. El puntaje de crédito, si es bueno, te permitirá conseguir mejores tasas, de lo contrario pueden pasar dos cosas: tu crédito te será denegado o lo conseguirás pero a una alta tasa de interés.

Puedes obtener de forma gratuita en CreditKarma.com tu puntaje de crédito. Si es inferior a 640, es probable que te sea muy difícil conseguir un préstamo personal con buena tasa. Pide una copia gratuita de tu reporte de crédito en annualcreditreport.com para ver si hay errores que podrían estar afectando tu puntuación.

En resumen:

-Investiga los distintos bancos y cooperativas para conocer las tasas que tienen en relación a tu puntaje de crédito.

-Lee muy bien la letra chica!

-Se realista en cuánto podrás pagar y en qué tiempo.

-No des garantías si no puedes mantenerlas.

-Si tu puntaje de crédito es bajo, corrige los errores y límpialos para obtener mejores tasas.

-Sólo acude a entidades confiables!

-Una vez que estés frente al prestamista, haz todas las consultas que precises. Para ello, organízate de antemano!

-En base a la información del banco, es aconsejable crear una lista de verificación de la documentación necesaria para la solicitud de préstamo. Puede tomar algún tiempo para asegurar los documentos de los acreedores, tu empleador, y otros recursos financieros. Las solicitudes incompletas pueden ser causa de denegación del préstamo.

-Ten en cuenta que el banco o entidad que elijas, debe chequear tu información y por ello tardará algún tiempo en otorgarte el crédito. Si bien puede estar pre-aprobado, puede demorar algunas semanas en estar otorgado efectivamente.

Si se trata de un préstamo personal, el prestamista puede querer saber cómo vas a utilizar el dinero en efectivo. El proceso del préstamo puede ser un poco frustrante. Puede ser peligroso para tu crédito aplicar continuamente para cualquier préstamo que piensas que puedes obtener. Demasiadas solicitudes de préstamos pueden arruinar tu crédito y destruir tus posibilidades de obtener uno en el futuro próximo.

Espero que esta información te haya resultado de utilidad!

Hasta la próxima!