Se viene la temporada de invierno y, si vives en una zona donde nieva, quizá estés pensando en empezar tu propio negocio de quitanieves. Como con todo emprendimiento que lleves a cabo, tienes que analizar los costos de inversión, riesgos y ganancias antes de emprender el negocio. Si tomas en cuenta todas las variables y logras ponerlo en marcha, puedes tener una actividad muy lucrativa durante la temporada invernal.

Considera primero el nivel de servicio que vas a ofrecer. Tienes dos opciones: un servicio básico de “plowing” para clientes tanto residenciales como comerciales, o bien, un servicio más personalizado que incluya soplado y paleado de nieve.

Es importante tener en cuenta que es un servicio crucial, por lo cual precisas puntualidad, planificación, buena logística y comunicación. Si además del servicio de sacado de nieve brindas otros como por ejemplo los relacionados a jardinería, debes saber establecer prioridades.

En general, nieva más durante la noche. Entonces, si te comprometes a retirar la nieve de un cliente por la mañana, debes cumplirlo porque ya sea un cliente residencial o uno comercial, puede tener complicaciones en su rutina laboral si no cumples a tiempo. Esto evitará que tu contrato sea cancelado al año siguiente! La puntualidad es fundamental!

El peor error que puede cometer un contratista es olvidar limpiar una propiedad y componer el error recién cuando el cliente se queja. La comunicación y la planificación son muy importantes. Lleva un listado con horarios y clientes o lo que te sea útil para no olvidarte. Más allá de eso, la comunicación con el cliente es fundamental. Si no puedes cumplir, avisa de antemano o trata de reparar el daño de inmediato. Para comunicarte con tus clientes, aprovecha las bondades de la tecnología! Utiliza no sólo llamados telefónicos, también mails y mensajes de texto para informar a tus clientes de tu gestión.

Además, si bien las alertas meteorológicas nos pueden avisar de la existencia de nevadas, son un poco impredecibles. Es por ello que debes estar como un boy scout, siempre listo! Como dije anteriormente, una buena planificación junto a una excelente comunicación con el cliente, te ayudarán a sortear las dificultades, a organizarte y lo que es mejor aún, a preservar tu negocio.

Siguiendo con la tecnología, piensa en instalar un software que te permita ser más eficiente y competitivo, ya sea en la comunicación con tus choferes (si tienes varios camiones), y/o para mejorar el sistema de facturación y el flujo de caja.

Los detalles también son importantes! La idea de un buen servicio es que lo brindes rápido, en el momento convenido y de la mejor forma posible. Por eso decía que la logística es importante! Algunas preguntas que puedes hacerte son por ejemplo:

-Dónde conviene empujar la nieve

-Como evitar que se acumule hielo en una propiedad

-Cuál es el mejor sistema para evitar obturar las carreteras y generar interrupciones

-Cómo evitar daños a la propiedad del cliente.

Cuando vayas a invertir en un quitanieves piensa en la duración del mismo. Es más importante la calidad que el precio. Lo barato muchas veces sale caro! Esta será la inversión más importante que hagas. Infórmate en el mercado, incluso con la competencia. El material y máquinas que compres, deben estar acordes a los servicios que deseas brindar!

Como decía al principio, si quieres ofrecer un servicio más artesanal, es posible que desees invertir en un soplador de nieve, palas, y suministros para derretir el hielo. A veces, para empezar puedes alquilar parte o la totalidad del equipo, para probar el negocio y si tienes buena ganancia, invertir en el tuyo propio.

Investiga también, cuánto cobra la competencia y qué servicios brinda. No necesariamente debes cobrar más barato, pero puedes mantenerte competitivo u ofrecer algunos beneficios, incentivos o promociones!

También deberás invertir un poco en publicidad. Es verdad que la mejor promoción es un servicio bien dado y la recomendación boca a boca. Pero para ello, deben contratarte primero! Por eso, puedes hacer volantes para distribuir en domicilios o locales, crear una página en Facebook u otro sitio dónde compres un poco de publicidad y te conectes con otros servicios o comercios de tu área, o puedes comprar publicidad.

En cuanto a lo legal, lo he dejado para el final pero no es lo menos importante. Tu negocio necesita estar configurado de acuerdo a las normas y reglamentos locales. Esto significa que debe observar todas las leyes de concesión de licencias y registro, y procurar la cobertura de seguro adecuada. Infórmate en línea o llamando al IRS. De la misma forma, los contratos que armes para tus clientes deben indicar claramente qué servicios se les proporciona y cuánto van a costar. Puedes armar presupuestos de acuerdo con las características de la propiedad (cuánto tiempo te llevará, qué materiales, mano de obra, etc.) a los que sumarás los requisitos del cliente. Con ello puedes armar un contrato de trabajo y las facturas correspondientes.

Muchos éxitos!