Más allá de los conocimientos que tengamos o de lo que sepamos hacer o nuestra experiencia en trabajos anteriores, la entrevista laboral es importante para poder conseguir el puesto que deseamos.

Se trata de la primera interacción cara a cara con la compañía o el empleador y debemos saber aprovechar ese momento para convencerlos que somos la persona que buscan.

Por eso voy a darte algunos consejos básicos a la hora de acudir a una entrevista laboral.

  1. Investiga a la empresa

Antes de ir a tu entrevista debes hacer un poco de investigación. Busca la empresa en internet para saber qué hacen, qué líneas de negocios tienen, cuánto hace que están en el mercado, etc. A veces también puedes encontrar referencias de ex empleados y hasta información legal del estatus de la compañía y los empleadores. Esta información te resultará muy útil durante y después de la entrevista para evaluar si es una oferta conveniente para ti o no.

  1. Se puntual

A nadie le gusta esperar y menos a un empleador. Chequea bien con anticipación la distancia y tiempo de viaje que tienes hasta el lugar donde tendrás la entrevista. Calcula el tiempo que te llevará y siempre súmale al menos 20 minutos más por imprevistos como demoras en el tránsito, por ejemplo.

Si vas a utilizar transporte público, asegúrate qué ramal debes tomar, cuánto demora y en qué horarios sale, y a qué distancia te dejará del lugar al que debes acudir.

No llegues tampoco muy temprano. A veces llegar con media hora o una hora de anticipación muestra un exceso de ansiedad. Si llegas al lugar con mucha antelación, recorre brevemente la zona, puedes también con esa información romper el hielo al comienzo de la conversación.

  1. Cuida tu higiene personal.

Y digo esto es todos los sentidos posibles. Acude aseado, bien vestido, con la ropa limpia y acicalada. Mantén tus uñas limpias y cortas y, en el caso de las mujeres, pintadas con colores sobrios. También es importante tener el aliento fresco. Si fumas, trata de no hacerlo previamente a ingresar a la entrevista. Ya se que estarás nervioso y demás, pero se nota y es bastante desagradable. Lleva unas mentas en el bolsillo o cartera. También es importante que no masques chicle durante ese tiempo.

Si es un día de lluvia o nieve, ten en cuenta el factor climático en las prendas y zapatos que usarás.

  1. Se cordial

Se educado y cordial en todo momento. Aunque no te den el mejor trato, tu siempre da lo mejor de ti mismo. Es el mejor consejo que puedo darte.

Si te ofrecen una bebida, agradece. Si te hacen esperar, se paciente. No preguntes cada dos minutos cuando vendrán a atenderte. Si esperas más de 20 minutos y nadie te informa nada, puedes preguntar si ha habido algún inconveniente ya que tenías una cita 20 minutos atrás. Se cortes, pide disculpas y controla el tono con el que hablas. No te muestres irritado ni nervioso. Eso te jugará en contra.

  1. Mantente calmo

Después de todo, es sólo una entrevista. Mantente calmo, escucha las preguntas y trata de responder de la mejor forma posible. Piensa siempre antes de hablar y hazlo en forma pausada y concreta. No des detalles que no te piden ni información personal que no requieran. Se simpático con tu entrevistador pero no lo tomes como uno de tus amigos y le hagas bromas. Al fin y al cabo no conoces a la persona!

Si no entiendes una pregunta, pide que te la reformulen. Trata de ser específico y sólo responde aquello que te consultan, nada más.

  1. No mientas!

Esto es muy, pero muy importante. Si mientes, el entrevistador siempre se da cuenta. Trata de ser sincero, de ser tu mismo. Cuenta acerca de tu compromiso, necesidad y ganas de obtener este trabajo y cuántas cualidades positivas tienes para llevarlo a cabo. Para ello es importante que lleves un Resumé que esté bien redactado y completo como te aconsejé anteriormente.

  1. Ten una actitud positiva

No significa que debes ser engreído. Significa, por el contrario, que debes estar seguro de ti mismo, de lo que tienes para ofrecer a la empresa y al puesto laboral. Sonríe y asegúrate de mostrar tus mejores cartas. Recuerda que tienes muy poco tiempo para que la otra persona te conozca y se convenza de contratarte!

  1. Deja tus preguntas para el final

Cuando el entrevistador termina de hacer las preguntas que le interesan generalmente da un tiempo para que el entrevistado haga sus consultas, por ejemplo respecto del salario si fuera pertinente, beneficios, horarios, vestimenta o lugar de trabajo, etc. O toda aquella información que no ha quedado clara durante la entrevista. Por lo tanto no interrumpas! Espera a terminar el proceso y luego haz tus consultas. Una buena pregunta para hacer es cómo sigue el proceso. Es decir, si ellos te llaman ya sea quedes contratado o no, en general cuánto demoran en llamar y qué otros pasos deberás seguir como tests profesionales, exámenes médicos, etc.

  1. Cuida tu postura y lenguaje

Mantente bien sentado en todo momento. No como cuando miras un partido de fútbol en el sofá! Sino, todo lo contrario, bien erguido y atento. Es importante dejar las manos sobre la mesa y no jugar con ningún objeto que tengamos a mano como lapiceras, anillos o joyas, etc. De la misma manera, debes cuidar el lenguaje con el que te diriges a la persona. Debe ser siempre formal y correcto. No debes usar palabras o expresiones vulgares. Y debes ser siempre respetuoso.

  10. Se agradecido

La primera impresión es la que cuenta. Cuando termina la entrevista, agradece la oportunidad, asegúrate que tengan tu información de contacto y hazles saber que estarás esperando su llamada. Muestra siempre interés en lo que la empresa hace y en lo que tienen para contarte acerca de ella. Se entusiasta! Pero ojo! Ten cuidado de no parecer impertinente o molesto. Convéncelos en el tiempo que tienes para hablar, en forma sencilla y pausada. Puedes repasar y practicar un poco antes de acudir a la entrevista.

Espero estos consejos te hayan sido de ayuda. Hasta la próxima y mucha suerte!