Juguemos a algo. Aprendamos a aceptar las cosas, a ver el lado positivo, la mitad del vaso lleno.

Juguemos a pensar que estamos aprendiendo y que las cosas malas que nos pasan son lecciones que necesitamos aprender. Algunas más difíciles que otras. A veces hasta en apariencia innecesarias o crueles. Pensemos en algo feliz, en algún acontecimiento, momento de nuestra vida, ser querido. Y ese sentimiento increíble de plenitud, de felicidad.

 Por el contrario, por un segundo recordemos algo malo que nos ha ocurrido durante el 2014. Seguramente tendrás ese malestar en el estómago y en el pecho. Tal vez derrames una lágrima o te sientas abatido. Ahora imagina qué sucedería si nunca te sintieras así y siempre estuvieras “feliz”. En algún momento dejarías de reconocer la felicidad por la falta de equilibrio. Porque necesitas la oscuridad para reconocer la luz, el hambre para sentir la saciedad y la tristeza para ser feliz.

 

Ser feliz es algo amplio e incierto. No se puede ser feliz todo el tiempo, ya lo he dicho, pero sí se pueden apreciar las pequeñas cosas. Aceptar, entender, asumir y aprender a ver las pequeñas maravillas diarias.

 Te invito a hacer un pequeño ejercicio para el 2015. Consigue una pequeña caja de cartón, o un frasco de vidrio que ya no uses. Decóralo a tu gusto, es tuyo. E incluye diariamente papeles con pequeños mensajes. Pequeñas cosas que te hayan sucedido que te hicieron agradecer a la vida. Cada día o cuando puedas escribe en un trozo de papel aquel motivo para ser feliz, no importa cuán sencillo sea, a uno no le pasan cosas grandiosas todos los días tampoco!

 Al final del 2015, cuando estés pensando en las cosas que te pasaron durante el año, cuando no veas la hora de recibir un nuevo año, toma tu frasco, ábrelo y lee los mensajes. Verás que siempre pasan cosas buenas, el problema es que muchas veces no nos damos cuenta o nos concentramos sólo en lo malo que nos ocurre.

Cómo alguien me dijo alguna vez, estar positivo atrae cosas positivas, y es verdad, o al menos te permite seguir, levantarte y continuar.

Que tengas un hermoso 2015 y que puedas cumplir tus proyectos y metas. Que tengas energía, salud y amor en tu camino!

 Mucha suerte!