Salimos de los resfríos invernales y nos encontramos con las alergias primaverales. Nuestra querida nariz no tiene respiro y mitad de nuestro sueldo se va en pañuelos! Podemos hacer algo al respecto? Informémonos un poco!

Cada año, 35 millones de estadounidenses son víctimas de la rinitis alérgica estacional, más comúnmente conocida como fiebre del heno. Esto se debe a que los árboles comienzan a florecer y el polen se libera en la atmósfera perjudicando la respiración de los que sufren de alergias.

Cuando los granos de polen se meten en la nariz de una persona que es alérgica, envían disparan al sistema inmunológico. A su vez, el sistema inmunológico, por error de ver el polen como invasores extranjeros, libera anticuerpos. Los anticuerpos atacan los alérgenos, lo que conduce a la liberación de sustancias químicas llamadas histaminas en la sangre. Las histaminas desencadenan la secreción nasal, picazón en los ojos, y otros síntomas de lo que se conoce como alergia. Entre las 5 y las 10 de la mañana es cuando el conteo de polen es más intenso. Aún, los síntomas empeoran con los días ventosos y en zonas aledañas a árboles y arbustos que producen alergia. Los días de lluvia, por el contrario causan alivio.

Cómo detectar la alergia? Los síntomas de la alergia primaveral son similares a los de un resfrío e incluyen:

  • Secreción nasal, rinitis
  • Estornudos
  • Tos
  • Picazón de ojos, nariz y garganta
  • Ojos llorosos

 

Más allá de los síntomas, siempre debes acudir a un médico para que te diagnostique y medique correctamente. Aún más, es importante acudir al alergista antes de la primavera, para chequear alergias, tratamientos y acciones preventivas.

Cuando se intensifica la alergia puede desencadenar asma, una enfermedad caracterizada por el estrechamiento de las vías respiratorias impidiendo la normal respiración. Muchas veces, y a mí me ha pasado, la alergia se intensifica causando una bronquitis. En algunos casos también he tenido inflamación de ganglios y contractura en la caja torácica complicando los síntomas.

 

Como medidas preventivas puedes:

-Ir al alergista antes de la primavera y hacerte un test (una prueba en la piel que consiste en inyectar una pequeña muestra del un alérgeno diluida bajo la piel para analizar la reacción). Si eres alérgico, se producirá un pequeño bulto rojo conocido como pápula. También pueden hacerte un examen de sangre.

– Mantener limpia la casa de polvo y hacer una buena limpieza previa a la primavera.

– Tener control de los horarios del día en que el aire está más cargado de polen para evitar salir en ese momento.

-Limpiar la casa de moho y humedad que suelen encontrarse en sótanos, altillos, depósitos y baños.

Existen varios medicamentos de venta libre que pueden tomarse frente a los síntomas de alergia. Yo personalmente, aconsejo ver a un alergista antes de tomar cualquier medicación.

-Los antihistamínicos reducen estornudos, mocos, y picor mediante la reducción de la cantidad de histamina (la sustancia producida durante una reacción alérgica) en el cuerpo.

-Los descongestionantes alivian la congestión y la hinchazón.

-Los antihistamínicos / descongestivos combinan los efectos de ambos fármacos.

-Los descongestionantes en aerosol nasal aliviar la congestión y pueden despejar los conductos nasales tapados más rápido que los descongestionantes orales.

-Las gotas para los ojos pueden aliviar los ojos llorosos.

Siempre ten en cuenta las indicaciones y el prospecto del medicamento. Algunos de estos, aún de venta libre, dan somnolencia por lo cual debes tener cuidado si manejas maquinaria pesada o conduces!

Te deseo una primavera libre de estornudos!

Hasta la próxima!