La vuelta a la escuela de los niños y el comienzo de un nuevo año escolar pueden ser momentos de grandes emociones y ansiedades tanto para padres como para los hijos. Principalmente porque hablamos de un nuevo ambiente de interacción de nuestros hijos, de responsabilidades y a veces “miedos” frente a las nuevas situaciones. Como estamos en la semana de regreso a la escuela pensé en darles algunos consejos sencillos para que la adaptación sea más sencilla para todos.

Visitar la escuela y conocer al nuevo maestro/a

Si su escuela organiza una jornada de puertas abiertas, asegúrese de ir. Familiarizar a su hijo con su entorno le ayudará a evitar los nervios del primer día. Juntos pueden conocer a su maestro, encontrar su escritorio, o explorar la escuela. Si el maestro da la bienvenida por mail o correo, mostrarle al niño la carta o leerla con él le puede dar mayor confianza ya que uno de los grandes temores e incertidumbres de los niños es si le gustará la nueva maestra o maestro.

Conectarse con amigos.

Un amigo del curso anterior puede hacer una gran diferencia para el niño en su regreso a la escuela. Por eso es importante conectarse con los padres y averiguar cuáles de los niños estarán en la case de su hijo, puede ser a partir de algo sencillo como una cita para jugar, por ejemplo.

Útiles escolares

Una vez que cuenta con la lista de útiles escolares que precisará su niño este año, es importante ir con él a elegirlos. Siempre teniendo en cuenta las necesidades básicas, sumar algo tan sencillo como un cuaderno nuevo o un lápiz que le guste hará más fácil su adaptación y gusto por acudir a la escuela. Contar con las herramientas adecuadas le harán sentirse preparado y le brindará un conocimiento anticipado de las tareas que desarrollará. Dejarlo usar los útiles antes de las clases, sobre todo aquellos que nunca ha usado antes, le permitirá sentirse más cómodo en clase.

Prepararse para el futuro

Aunque es importante mantener el proceso de educación en todo momento, incluso en vacaciones, revisar la última semana los errores y poner a su hijo a hacer ejercicios, puede generarle mayor ansiedad y desconfianza, recordándoles aquello que olvidaron en vez de lo que aprendieron. Lo ideal es intentar durante las vacaciones leer junto a sus hijos, aprovechar ocasiones como ir al mercado para ejercitar las matemáticas u otros conocimientos o a través de juegos didácticos. Funciona mejor que presionarlo a último momento.

Generar una rutina sencilla

El cambio horario de las vacaciones a la escuela puede ser estresante para todos en el hogar. Para evitar el caos, comience a adaptar a los niños unos días antes con una rutina sencilla. Las rutinas ayudan a los niños a sentirse cómodos, y el establecimiento de una rutina escolar sólida hará que el primer día de clases sea mucho más sencillo para él.

Espero les sirvan estos consejos y no olviden buscar las mejores escuelas cerca de su zona en YaSabe.com!