Si usted se va a encargar de su PROPIO DIVORCIO, lo primero que necesita preguntarse es ¿“NECESITO UN ABOGADO”?

Es probable que usted necesite un abogado si:

• usted y su esposo no están de acuerdo en asuntos relacionados con los niños o con la división de los bienes.

• es necesario dividir los activos de la jubilación.

• usted es una víctima de violencia doméstica.

• el caso está en litigación y la otra parte tiene un abogado.

• usted no tiene la dirección de la otra parte.

• usted no puede ubicar a la otra parte para enviarle sus documentos.

• éste es un caso de divorcio y una de las partes tiene una casa, una pensión, o una gran cantidad de propiedades o ingresos.    Aún si se trata de un divorcio amigable, usted DEBERÍA hablar con un abogado antes de firmar cualquier documento de acuerdo o presenter cualquier papel en la corte.

• usted y su esposo no se ponen de acuerdo sobre quién quedará con la custodia de los niños.

• usted piensa que la corte necesitará información que usted no podrá obtener.

• usted está buscando una anulación.

Si usted cree que puede representarse a sí mismo, pero necesita ayuda para juntar los documentos correctos, o si usted necesita instrucciones en español, vaya a “derechoencasa.com”.