image00 (8)

A menudo nos encontramos con preguntas como “¿Tendrá algún efecto ir al dentista durante el embarazo?” Estas preguntas son totalmente normales pues sabemos que lo último que queremos es que nuestro/a niño/a sufra algún impacto en casi cualquier cosa que hagamos. Y la salud mental no es la excepción. Pues a esas mujeres les decimos que es todo lo contrario, la pregunta, entonces, debería de ser “¿Tendrá algún efecto en mi hijo si NO voy al dentista durante el embarazo?” Exacto. Profundizaremos las razones a continuación.

Durante los últimos 10 años, numerosos estudios han demostrado la similitud que existe entre casos de partos prematuros, bajo peso del bebé, etc; cuando la madre presenta problemas periodontales. Es más factible o aumenta el riesgo a problemas en el parto o durante el embarazo cuando mujeres sufren de problemas en sus dientes y encías.

¿Qué puedo hacer entonces?

Si tu momento es que te acabas de enterar que estás embarazada entonces debes de acudir rápidamente a un odontólogo. Esto es necesario para hacer un chequeo de tu salud bucal y, en su caso, si tienes algún problema abordarlo de inmediato. Ya que, como venimos hablando, esto puede alterar en diferentes puntos a tu embarazo. También no está de más decir que en este período tan excitante tus dientes y encías necesitan de un cuidado sumamente especial. No solamente cabe el cepillarse regularmente los dientes o utilizar el hilo dental, también entran las caries y salud de los tejidos que componen las encías.

¿Qué problemas bucales pueden aparecer durante el embarazo?

En realidad existen varios déficits en este período. Pero sin lugar a dudas el más común es la gingivitis. Encontramos una alta relación entre el desarrollo de esta enfermedad bucal y el embarazo ¿Cómo ayudar? No existe lugar a las dudas el consultar un odontólogo, pero si algo puede ayudar (y mucho) es el cepillarse correctamente los dientes en los bordes contra la encía, comer realmente sano, cambiar los dulces o golosinas por alimentos saludables. Tiene que concentrarse en la placa y no en la encía, ya que, debido a las hormonas es ésta misma cómo exagera las reacciones irritantes en esta etapa.

No dude en consultar a un odontólogo para que la guíe en este proceso. Tampoco dude en comentar o compartir esta información, hay muchas mamás que la necesitan.