http://abeautifulmess.typepad.com/.a/6a00d8358081ff69e2017d4146df65970c-800wi

Abeatifulness.com

Muchas veces tenemos ropa que nos va grande, que ya ha pasado de moda, o nos compramos algo y nunca lo utilizamos. Debes saber que sin ser costurera, ni nada de eso, puedes hacer tus propios arreglillos para que esta pérdida de dinero se vuelva una prenda que llame la atención de todas tus amigas.

  • Si tienes un vestido que te queda grande, póntelo del lado del revés, pídele ayuda a una amiga para tensar con alfileres los bordes. Luego lo hilvanas y lo coces ¡y listo! Vestido a tu medida.
  • A veces, compramos playeras de tela muy fina, casi transparentes, que nos  encantan y además son ideales para ir a la playa, para lucir el bikini que se vea debajo. Pero ¿qué ocurre con estas playeras? Al poco tiempo, es sabido, se empiezan a hacer agujeritos pequeños, sobre todo a la altura de la cintura, donde toca con el cinturón.
  • IMPORTANTE: nunca intentes cerrar agujeritos cociéndolos, quedará horrible.
  • Lo preferible, es cortar la parte que está agujereada, aprovecha que las remeras anchas que dejan ver el abdomen están de última moda. Para que la playera quede como si nunca hubiera sido más larga, puedes darle una vuelta con la máquina de coser y hacerle el dobladillo.
  • Puedes seguir el mismo procedimiento con los jeans que se han roto en las rodillas (ya sabes, no es lo mismo cuando los compras de esa manera que cuando se te rompen a ti) convirtiéndolos en shorts. Solo que en este caso, en lugar de hacer un dobladillo, déjalos así para que con el tiempo se hagan flecos.

Si lo que quieres es ahorrar, visita la próxima venta de garaje  que encuentres, ¡y llévate ropa a casa  para arreglar!

 ¿Quieres chequear otras ideas DIY? 

¿Te ha parecido útil este artículo? Compártelo en las redes sociales para que tus contactos también lo vean!