En los tiempos que corren, es necesario, cada vez más, acceder al crédito para mejorar la calidad de vida. Es por ello que resulta de suma importancia entender a qué se refiere la calificación de crédito y el historial de crédito.

Cuando tienes un crédito, estás pidiendo dinero prestado que te comprometes a devolver en un plazo determinado de tiempo. El puntaje de crédito es un método estadístico para determinar la probabilidad de un individuo a pagar el dinero que le ha sido prestado.

 

Las agencias de crédito que emiten estas calificaciones tienen diferentes sistemas de evaluación, cada uno basado en diferentes factores. Algunos pueden tener en cuenta únicamente la información contenida en tu informe de crédito. Los factores principales que se utilizan para calcular la puntuación de crédito de una persona son su historial de pago, deudas actuales, la duración de tiempo del crédito, el tipo de crédito y la frecuencia de las solicitudes de nuevos créditos.

Debido a que los sistemas de calificación se basan en diferentes criterios que se ponderan de forma diferente, las tres principales agencias de crédito en los EE.UU. (Equifax, TransUnion y Experian) puede emitir diferentes puntajes para un individuo, a pesar de que los resultados se basan en la misma información del informe de crédito.

La calificación de crédito determina el riesgo que supone para los prestamistas cuando te brindan un crédito, ya sea un banco, negocio o particular. Cuando solicitas una tarjeta de crédito, una hipoteca, cuando buscas un trabajo o deseas empezar tu propio negocio, cuando quieres comprar un auto, cuando quieres alquilar un apartamento o incluso instalar una línea de teléfono, se tiene en cuenta tu calificación de crédito.

 

Si tienes mala puntuación crediticia, salvo que sea muy terrible, los prestamistas ofrecen de igual forma el dinero pero a una tasa bastante superior. A la larga, terminas pagando mucho más que el valor original.

Aunque soy consciente de que resulta difícil mantener el historial de crédito limpio y al día, puedes seguir estos consejos y tomar medidas prácticas para que tu puntaje no baje.

Estos son algunos consejos para el manejo de tu crédito:

Lleva un registro de tus gastos

Qué, cuánto, dónde y cuándo has hecho cada gasto. Lleva un registro de los cheques que has emitido, las transacciones de tarjetas de crédito y débito. Chequea también los resúmenes de cuenta mensuales y coteja los datos.

Hay aplicaciones como MINT que te permiten llevar tus cuentas al día y no perder tiempo entre papeles y tickets.

-No excedas tu límite de crédito

El crédito disponible es la cantidad de crédito que te queda en una línea o tarjeta de crédito; es tu límite de crédito menos el saldo pendiente. Siempre ten cuidado de mantener el gasto por debajo de esta cantidad.

-Paga tus deudas

Siempre paga al menos el pago mínimo mensual. No omitas pagos y para ello debes ser ordenado con tus cuentas, los vencimientos, los otros gastos que tienes o debes hacer cada mes. Ten siempre en cuenta las fechas de vencimiento. Puedes ponerte una alerta en el calendario, o inscribirte a pagos automáticos para que se te debite automáticamente de tu cuenta en tiempo y forma.

Ten un fondo de emergencia

Ya se que puede resultar imposible, pero trata de mantener al menos un colchón del 15% del crédito disponible en caso de emergencia o un fondo de ahorros de emergencia que te de un pulmón de aire si pierdes el trabajo o pasa algo imprevisto que te requiera más gastos.

-Mantente en contacto con tus acreedores

Ponte en contacto con tus prestamistas inmediatamente si te atrasas en tus pagos o precisas por alguna emergencia cambiar la fecha. La mayoría de los acreedores están dispuestos a darte opciones si les informas de inmediato de tu situación.

-Pide créditos y/o préstamos sólo a fuentes seguras

A veces puedes estar desesperado pero que encima de tus problemas te roben o te estafen, es mucho peor. Por eso, sólo acepta créditos y préstamos de fuentes confiables como bancos, por ejemplo.

Espero esta información te haya sido útil! Que tengas muy buena suerte!

Fuente: myfico.com