image00 (2)

Muchas de las veces que entramos a un estudio notamos que es algo monótono, homogéneo. Que sea un estudio profesional dedicado a las leyes no significa que este lugar físico no deba tener gracia alguna en su decoración. Sabemos muy bien que cuánto más lindo es el estudio, más cómodos nos sentiremos. Ahora la pregunta sería ¿cómo decorar un estudio de abogacía sin perder el profesionalismo?

¿Cómo decorar un estudio de abogacía sin perder el profesionalismo?

Bien, empecemos por aquí. Cuando de abogados se trata sabemos muy bien que es algo serio, automáticamente las personas generan una clase de incertidumbre sobre el trabajo de un abogado ¿No sería bueno entonces decorar el estudio con los clientes ya atendidos?

¡Claro! ¡Haberlo dicho antes! El sacarte una foto con tus clientes, pedirles una breve descripción de su satisfacción de tu servicio, encuadrarla y colocarla en tu estudio puede generar mucha más confianza y un ambiente familiar al lugar. Si podemos alternar los colores de los cuadros combinando los de las paredes, manteniendo un tono primario y varios colores adicionales que combinen, puede dar una recreación visual espectacular.

En eso momentos de espera las personas tenderán a leer los cuadros y los anteriores clientes en sus testimonios le contarán, por así decirlo, como es usted y como que tan bien se porta con las personas.

Algo que también debes de tener en cuenta son tus fotos personales. De tu graduación, la salida con todo el estudio a fin de año, donde reflejes felicidad desde un momento estrictamente personal, eso aumentará la confianza y generará credibilidad en las personas que están esperando u observan estas fotos.

Nunca debes de olvidarte de:

 Lo que no te debes de olvidar es de colocar tu diploma, diferentes reconocimientos. Existen también avales de entidades gubernamentales cuando se realizan eventos con diferentes fines.

Espero que haya sido de ayuda. Enfócate en lograr un ambiente cálido, con colores nuevos a la vista, con momentos personales tuyos, testimonios de los clientes y que predomine la sonrisa y el bienestar. Si te gustó, nos gustaría que puedas comentar este artículo.