image00 (2)

Cuando se trata de culpabilidad, especialmente en mujeres, no se distingue si es por un aperitivo o el marido de una amiga. Bueno, en realidad, hay una distorsión de las dietas prohibitivas. Estas dicen que NO puedes comer esto, ni aquello, ni lo otro. Estas no son efectivas, son mucho más fáciles de abandonar y muy difíciles de cumplir. Sin embargo, junto con el avance de la ciencia, encontramos muchos alimentos que podemos consumir casi o sin culpa.

Encontramos en los vegetales un sinfín de combinaciones, altamente recomendables por su aporte nutritivo. No solamente por su sabor,sino, por incontables variedades de aplicaciones en la cocina y muchos de ellos no necesitan más que una pizca de creación (agregados, pimientos, mantequillas, etc.). La sopa nunca es mala idea, es realmente beneficiosa.

En las frutas nos pasa lo mismo. Puedes hacer batidos, ensaladas, combinarlas con comidas principales, aptas para el desayuno y cena. Ricas en proteínas y fibras, fitonutrientes y enzimas vivas, lo que contribuye a la reserva de energía de nuestro organismo.

Semillas y legumbres: son fáciles de consumir, no son caras que digamos. Muy adaptativas, en muchos de los casos, tanto para postres como platos central. Nos ayuda mucho en las noches para la liberación de los aminoácidos. Cabe destacar que favorecen al cuidado de la piel.

Pizzas, pastas y cerveza: contienen pocas calorías, son muy ricas y combinables. En el caso de la pizza prepararla a la piedra y con poca masa ¡Podemos disfrutar de una rica pizza! Es recomendable, en las pastas, prepararlas con agregados veganos como el apio u otras verduras blancas. La cerveza no engorda, siempre con un debido control podemos disfrutarlas. Esto a mí personalmente me gusta.

Alimentos integrales: Galletas o panes. Altos contenidos en fibra, lo que nos ayuda a la recepción de vitamina C y otras. Estas se adhieren a las paredes del intestino, sin perjudicarnos, en un corto período de tiempo y absorben los nutrientes que son fáciles de expedir y podemos ingerir vitaminas como la ya mencionada.

Así que tranquila/o, tienes muchas alternativas para no tener culpa. Tampoco queremos que tengas culpa si no compartes o comentas esta info.